El pederasta y asesino de un niño de nueve años en Alemania es capturado tras intentar suicidarse

  • Había violado y asesinado a un niño de nueve años.
  • Llevaba huido una semana, pero una imagen tomada con una cámara de seguridad ha facilitado su captura.
Imagen del circuito cerrado de televisión de un tranvía, en la que se aprecia a Mitja y su presunto asesino y violador. (Efe)
Imagen del circuito cerrado de televisión de un tranvía, en la que se aprecia a Mitja y su presunto asesino y violador. (Efe)
EFE

La policía alemana detuvo la pasada madrugada al sospechoso de la violación y asesinato de un niño de 9 años tras intentar suicidarse tirándose a un tranvía.

Uwe K., de 43 años, tenía antecedentes por pederastia.

Ya no sabía qué hacer y decidió terminar su huida por su cuenta

"Ya no sabía qué hacer y decidió terminar su huida por su cuenta", dijo un portavoz policial en rueda de prensa, en la que dio por finalizada la operación de casi una semana de busca y captura del sospechoso, en la que participaron centenares de agentes, incluso con helicópteros, a caballo y con perros policía.

La persecución de Uwe K., de 43 años, se inició prácticamente después del descubrimiento del cadáver del niño Mitja el pasado sábado en una caseta de un jardín propiedad del sospechoso, que presuntamente abusó sexualmente del pequeño antes de asfixiarlo con una bolsa de plástico.

La cámara de seguridad que le puso cerco

No hubo duda alguna de que Uwe K. fue quien secuestró al pequeño después de que el visionado de la cámara de seguridad de un tranvía mostrara la imagen del conocido pederasta junto al pequeño sentados en un asiento doble.

El jefe de la policía de Leipzig Rolf Müller comentó que se desconoce aun dónde ha dormido y en qué lugares se ha escondido Uwe K. durante los últimos seis días y expresó su satisfacción por el hecho de que la operación de caza y captura haya concluido.

La policía estima que el hombre, con antecedentes de abusos sexuales con menores en cinco casos, se tiró al tranvía cuando el cerco se cerraba y carecía ya de posibilidades de escapar.

Aunque no se han dado detalles sobre su estado de salud, la policía explicó que la vida de Uwe K. no corre peligro, que se encuentra hospitalizado y permanentemente vigilado por agentes y que aún no ha sido interrogado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento