• ¿En qué se diferencian los explosivos entre sí?

Las dinamitas están compuestas por nitroglicerina y/o su pariente cercano nitroglicol, embebidos en otras sustancias para estabilizar la mezcla y mejorar sus propiedades.

Otra familia de explosivos está basada en el nitrato de amonio, un componente de abonos, mezclado con ciertas sustancias combustibles; incluye mezclas como el amonal, el amosal y el anfo.

Un tercer grupo son los altos explosivos de uso militar, que tienen componentes como RDX, PETN o HMX.

  • ¿Cómo se determina qué clase de explosivo se ha utilizado en un atentado?

Mediante un análisis químico, habitualmente por medio de técnicas como la cromatografías de gas/líquido y la espectrometría de masas, que permiten identificar los componentes del explosivo original en los residuos hallados en el lugar de la explosión.

  • ¿Es el uso de acetona sobre las muestras significativo?

No. La acetona forma parte del proceso estándar de extracción de las muestras para su análisis. El explosivo no estalla por completo; pequeñas cantidades aparecen salpicadas sobre las superficies de la zona de explosión.

Estas superficies son lavadas con acetona, un potente disolvente orgánico, y la solución resultante se analiza.

Las cantidades de explosivo en cada muestra pueden ser muy pequeñas, lo que obliga a
utilizar técnicas analíticas muy sensibles.

Así, pueden incluso a aparecer componentes no de la dinamita, sino de los detonadores, en
algunas muestras.

  • ¿Cómo funciona un cromatógrafo de gases? ¿Cuál es su precisión?

La cromatografía de gases consiste en disolver la muestra para después hacer pasar esta disolución a través de una columna rellena con una sustancia estacionaria que actúa como separador.

Los distintos componentes de la muestra tienen diferente afinidad por el separador estacionario, y por tanto salen de la columna separados unos de otros; el tiempo que tardan en atravesar la columna da pistas para su identificación, que se facilita con diferentes tipos de detectores electrónicos.

Normalmente esta técnica se combina con otras para aumentar la precisión de la identificación, como la espectrografía de masas.

La cromatografía de gases puede llegar a identificar sustancias en proporciones de una parte entre mil millones, pero es una técnica compleja y delicada.

  • ¿Cuál es la discusión en este momento?

Una vez descartado el uso de explosivos militares o nitrogenados se trata de diferenciar por medio de los análisis químicos dos dinamitas distintas.

Una es la Goma 2 ECO fabricada en España por Unión Española de Explosivos que se utilizaba en Mina Conchita, en Asturias, presuntamente robada allí y trasladada a Madrid para su uso por terroristas islámicos.

La otra sería la Titadyne o Titadine, fabricada en Francia por Titanite S.A. y que ha sido utilizada reiteradamente por el grupo terrorista ETA tras robar importantes cantidades de la misma.

  • ¿Cuál es entonces el problema?

Que ambas dinamitas, que se utilizan sobre todo para la construcción y en minería, son esencialmente iguales.

Ambas están basadas como componente principal en el nitroglicol, mezclado en cada una de las marcas comerciales con diferentes sustancias como estabilizantes y plastificantes.

Una de las variantes de Titadyne (AG50) contiene además nitroglicerina.

¿Qué ocurrió con la nitroglicerina?

En su declaración en 2004 ante la Comisión de investigación del Congreso el entonces jefe de los TEDAX, Jesús Sánchez Manzano, afirmó que los análisis preliminares habían hallado en los escenarios de las
explosiones componentes genéricos de dinamita, en especial nitroglicerina, que no está presente ni en la Goma 2 ECO ni en el Titadyne 30 (donde les sustituye el nitroglicol).

Más tarde Sánchez Manzano reconoció haberse equivocado al utilizar el término, coloquialmente sinónimo de dinamita.

No han aparecido restos de nitroglicerina en ninguna de las muestras, según el informe pericial.

  • ¿Y con la metenamina?

La metenamina apareció como componente de los explosivos en los primeros análisis, efectuados por la Unidad de Desactivación de Explosivos (TEDAX).

Se trata de una sustancia utilizada como medicamento, componente de adhesivos y en la fabricación de determinados explosivos militares basados en la Ciclonita (hexógeno o RDX).

Su presencia fue utilizada como demostración de que algo más que Goma 2 había estallado en los trenes.

Posteriormente se descubrió que el compuesto aparecía durante los propios análisis, como consecuencia de una reacción química entre los componentes de la dinamita.

¿Y con el dinitrotolueno?

El dinitrotolueno, o DNT, es un compuesto utilizado como precursor del Trinitrotolueno (TNT), en diferentes procesos de fabricación y como aditivo en explosivos. Se trata de una sustancia tóxica, y varios de sus isómeros han demostrado ser cancerígenos en ratas, aunque no hay estudios en personas.

El DNT aparece como componente de algunas dinamitas (Goma 2 no ECO, Titadyne), pero no de otras (Goma 2 ECO).

Su presencia en las muestras parecería así indicar que NO se trata de Goma 2 ECO.

Sin embargo la sustancia está presente en pequeñas cantidades (que sugieren contaminación) en muestras intactas de Goma 2 ECO, que se fabrica en la misma factoría donde se fabricaba la Goma 2 normal.

O sea, que en conclusión...

Los compuestos que aparecen en casi todas las muestras analizadas, tanto de los focos de las explosiones como de las bombas desactivadas (Atocha, vía del AVE) son el Nitroglicol y el Dinitrotolueno.

El primero descartaría que se tratara de Goma 2 o Titadyne 50.

El segundo descartaría la Goma 2 ECO, excepto que su presencia se deba a contaminación (como parece sugerir el hecho de que esté presente en muestras patrón de este explosivo).

Hay mucha confusión sobre diferentes tipos de Titadyne, pero la composición actualmente a la venta (30 AG) no tiene DNT; su presencia la descartaría.

Por eso el informe pericial preliminar queda a la espera de la recepción de muestras de esta marca comercial desde Francia.

Siga el juicio del 11-M en el especial de 20minutos.es.