Lobón defiende en Bruselas que los estados miembros puedan decidir sobre el cultivo de transgénicos

Aragón ha coordinado y elaborado una postura común de todas las CCAA que fue trasladada a Arias Cañete
Arias Cañete y Modesto Lobón
Arias Cañete y Modesto Lobón
DGA

La propuesta de modificación de la directiva sobre los Organismos Modificados Genéticamente (OMG), la Comunicación de la Comisión Europea sobre el Marco Estratégico Clima y Energía 2030, el Semestre Europeo en Verde y el programa 'Aire puro para Europa' han sido los temas abordados durante el Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea, que se ha celebrado hoy en Bruselas. Un Consejo en el que Aragón ha tenido un papel destacado, pues durante este semestre es responsable de la representación autonómica directa en la Delegación Española ante dicho organismo.

Para esta reunión, a la que ha asistido el Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Ejecutivo autonómico, Modesto Lobón, Aragón ha sido la encargada de elaborar el informe de posición común de todas las CCAA en el que, entre otros asuntos, destaca que España es partidaria de que la decisión de restringir o prohibir el cultivo de organismos modificados genéticamente (OMG) en cada territorio recaiga sobre los Estados Miembros, sin considerar ninguna otra alternativa.

Una cuestión, la de los transgénicos, que en Aragón no es menor ya que, tal y como ha asegurado Modesto Lobón, "el 37 por ciento de toda la superficie de este cultivo en España se encuentra en la Comunidad. Esto es importante para España y particularmente para Aragón, pues si no se permite, puede verse afectado el cultivo de maíz en nuestra Comunidad", según ha informado el Gobierno aragonés.

Esta modificación de la directiva del Parlamento y del Consejo facilitaría los procesos de autorización, renovación o denegación de los OMG en el cultivo. Todo ello, siempre que se garantice la aplicación de unos rigurosos criterios de evaluación del riesgo e información a la sociedad, y circunscribiéndose al procedimiento de autorización y gestión de los cultivos.

La reducción del 40 por ciento de las emisiones globales de gases efecto invernadero (GEI) con respecto a los niveles de 1990 y el aumento de la cuota de energías renovables hasta un 27 por ciento de manera vinculante a escala de la UE son los dos principales objetivos de la Comunicación 'Un marco para las políticas de Clima y Energía en 2030', elaborada por la CE, que también se ha debatido durante el Consejo de Ministros.

A este respecto, el consejero de Agricultura ha explicado que "ambos objetivos se han asumido prácticamente por unanimidad". Asimismo, se ha puesto de manifiesto la importancia de que haya un marco estable de la UE que permita, por un lado, que Europa lidere este proceso en el mundo y, por otro, que la estabilidad en el marco posibilite que aparezcan inversiones de tecnologías bajas en carbono.

Dentro de este marco, España ha expuesto la necesidad de que las interconexiones eléctricas y las redes de gaseoductos entre España y Portugal y entre España y Francia tengan carácter prioritario.

En cuanto a las interconexiones eléctricas, España ha propuesto superar así los objetivos planteados en esta Comunicación para 2020, que son más del 15 por ciento entre España y Portugal y más del 10 por ciento entre España y Francia.

Para Lobón es "fundamental que ese marco se ligue a una interconexión eléctrica. España es una isla, pues en estos momentos la interconexión no pasa del 1,2 por ciento, muy lejos del objetivo fijado en Barcelona tiempo atrás. Ahora, el objetivo es que se llegue al 10 por ciento para superar el aislamiento y que al mismo tiempo es la forma de superar una barrera energética que impide la creación de un mercado único europeo en esta materia".

Semestre europeo en verde

Con la intención de que las políticas macroeconómicas sirvan realmente para un desarrollo sostenible, es decir, que éste lo sea tanto social como económica y medioambientalmente, se creó en 2010 una estructura de coordinación, el "Semestre Verde".

La posición común que las CCAA han defendido ha sido la importancia de realizar un mayor esfuerzo para que los consumidores reconozcan el compromiso medioambiental y social de las empresas y países que acceden al mercado de la UE.

Para ello, se ha apostado por exigir el cumplimiento de la normativa ambiental y social a terceros países con los que se comercie y favorecer el intercambio de productos regulados bajo ecoetiquetas. Lobón ha puesto de manifiesto "el compromiso de todos los Estados con la economía verde, calificándola como economía de futuro, dado que sin ella se imposibilitará el crecimiento", destacando sectores como el ecoturismo y la ecoinnovación.

Respecto a la Red Natura 2000, la postura común ha consistido en dotar de más recursos a su gestión, de una manera especial en aquellos proyectos generadores de empleo verde, como los relativos al ecoturismo y el mantenimiento del medio rural, entre otros.

Reducción de emisiones

Para avanzar en la mejora de la calidad del aire en Europa, la Comisión Europea presentó el pasado 14 de enero el programa 'Aire Puro', que plantea dos propuestas sobre la reducción de emisiones para 2030.

Una de ellas modifica la Directiva sobre Techos Nacionales de Emisión y la otra es una nueva Directiva sobre Plantas de Combustión Medianas. En cuanto a esta última, este martes también se ha pedido una mayor flexibilidad, especialmente para las instalaciones entre 1 y 5 megavatios, así como para las centrales de biomasa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento