Comunidad Valenciana

Tomás y Tío destaca que la justicia es la única que da respuesta al "inadmisible" tema de la corrupción

Señala que la justicia "tiene un déficit muy grande" porque "ni nos hacemos entender, ni escuchamos, ni sabemos dar respuesta adecuada"

El presidente de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia, José María Tomás y Tío, ha afirmado que el tema de la corrupción en la Comunitat Valenciana es "inadmisible", y ha puntualizado que la justicia es la "única" que en estos momentos está dando respuesta a este tipo de asuntos, puesto que "no se han resuelto ni evitado en otros escenarios".

El también presidente de la Fundación por la Justicia (FxJ) se ha pronunciado en estos términos en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha lamentado que la eficiencia "no ha entrado en la justicia" y ha señalado que los magistrados están "completamente desbordados de trabajo".

Tomás y Tío ha indicado, en relación con los supuestos casos de corrupción que instruyen los jueces en la autonomía, que este tema es "inadmisible", y ha considerado en este sentido que la justicia es la "única, o de las únicas" que en estos momentos está dando una respuesta a estos asuntos, "dentro de los tiempos que tiene, que son largos".

"Creo que hay cosas —ha agregado— que no se han resuelto ni se han evitado en otros escenarios, y la justicia es la única que queda a día de hoy, o una de las únicas, para dar respuesta". "¿Por qué están llegando a los tribunales estas situaciones?", se ha preguntado, y ha respondido: "porque la gente cree que la justicia es la única que es capaz de resolverlo".

Preguntado por si considera necesario crear jueces o salas especializadas en materia de corrupción, ha señalado que "jueces especializados ya hay" porque "la corrupción siempre toca a alguien del ámbito de la política, del gestor público, y en cuanto es un cargo de un mínima relevancia, se le deriva a tribunales superiores de justicia o al Tribunal Supremo". Por lo tanto, —ha dicho— "la especialización es ésa".

En general, sobre la situación de la justicia en la Comunitat, el magistrado ha expuesto que "todo el mundo sabe cuál es", y es que —ha agregado— "en estos momentos parece que tenemos en los juzgados un volumen de asuntos que supera con creces las posibilidades de trabajo que podemos abarcar".

"No puede ser —opina— que estemos señalando las vistas con tanto retraso. Estamos desbordados, completamente desbordados de trabajo". Y es consecuencia de "muchas razones", bien por una "falta de planificación, o por un sistema ineficiente de justicia en este país que no se aborda", entre otras.

"no puede ser"

Y en este sentido ha apuntado: "si un señor viene al juzgado con conflictos laborales, ¿cómo le puedes estar señalando un juicio de despido para dentro de un año y medio? Esto no puede ser; ¿Cómo se pueden señalar procedimientos administrativos en la sala de lo Contencioso con tres años de retraso?; Y también en asuntos penales... que una persona esté imputada durante un año y medio esperando el juicio... Eso no puede ser. Es una situación tremenda", opina.

A este respecto, ha puntualizado que en la actualidad "se abordan otras cosas como la renovación de no sé quién para seguir manteniendo cada uno sus propias cuotas de poder sin hacer dejación de nada, con la complicidad de las asociaciones profesionales; pero realmente el problema serio que los ciudadanos tienen, no es un problema que preocupe y no sabemos darle respuesta".

Así, a su juicio, la justicia "tiene un déficit muy grande": "ni explicamos ni nos hacemos entender, ni escuchamos ni sabemos dar la respuesta adecuada, y no tiene mucho sentido que las cosas sigan siendo así, y nosotros seguimos moviéndonos en papel, porque eso sí, nosotros movemos mucho papel. Y no sé para qué", ha dicho.

A su entender, hay muchas materias que no tendrían que estar en la jurisdicción. "No puede ser —ha añadido— que un órgano de apelación como éste —la sección segunda de la Audiencia de Valencia—, con tres magistrados, estemos resolviendo reclamaciones que tienen un valor aproximado de 10 euros. Y esto no tiene sentido, no puede ser".

Sistema informático

Así, ha insistido en que la eficiencia "no ha entrado en la justicia", y ha puesto otro ejemplo: "me preocupa el sistema informático de un país que tiene cinco modelos diferentes de sistemas informáticos en Justicia que no se hablan, con los que no podemos comunicarnos porque son diferentes".

Pero no ha querido quitar responsabilidad a los jueces: "tal vez nosotros no somos capaces de plantear desde nuestros propios órganos modelos diferentes que sean satisfactorios". Ha indicado que cada cinco años se habla de cuál es el sistema de renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que es lo que "preocupa", pero "el día a día de la justicia no importa nada", ha criticado.

Ante esta situación, el magistrado aboga por abordar dos cuestiones: la primera, que el ciudadano encuentre una respuesta "ágil" que le permita seguir trabajando, viviendo y gestionando sus propios recursos; y la segunda, que el Estado limite el gasto en servicios que son inútiles e ineficientes".

Ahora, ha comentado, "parece que algo se ha movido y que ha habido un poquito más de escándalo mediático porque las asociaciones se han sentido que ya no obtenían el privilegio de...". Y sobre este extremo ha agregado: "como en los partidos, las asociaciones están jugando un partido en un campo equivocado desde mi punto de vista. Éste es el gran problema de la justicia en la Comunitat y en el país: estamos jugando equivocadamente en un terreno de juego que no da respuesta y debemos abordar las cosas de otra manera".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento