Cae una red de prostitución y tráfico de drogas en Marbella

  • Hay varios detenidos, de entre 31 y 59 años de edad.
  • Obligaban a las víctimas a ejercer la prostitución durante 24 horas en un chalé de lujo, que tenía una alarma que avisaba a las chicas de que había clientes.
  • Exigían a las mujeres teñirse el pelo de rubio si así lo requería el cliente.
Imagen de archivo de una operación de la Policía Nacional contra la prostitución.
Imagen de archivo de una operación de la Policía Nacional contra la prostitución.
ARCHIVO

Un red dedicada a la explotación sexual de mujeres y al tráfico de drogas ha sido desarticulada por la Policía en un chalé de lujo de Marbella (Málaga), en una actuación en la que han sido detenidas varias personas con edades comprendidas entre los 31 y 59 años.

La organización obligaba a las víctimas a ejercer la prostitución durante 24 horas y disponía de una alarma que alertaba a las chicas para que se vistieran rápido cuando había un cliente potencial, según ha informado la Policía en un comunicado, en el que no precisa el número exacto de personas detenidas.

En la organización había dos personas que se dedicaban a la captación de chicas para la explotación sexual y otra destinada a controlar todas las actividades de prostitución que se llevaban a cabo en el inmueble así como las salidas de mujeres a hoteles de cualquier punto de la provincia a un precio aproximado de 150 euros la hora.

Según las pesquisas policiales, el funcionamiento de la organización se regía por un riguroso horario y turnos de trabajo, además si un cliente quería la compañía de una mujer rubia, los integrantes de la organización exigían a las víctimas teñirse el pelo.

Dentro del inmueble en el que trabajaban había varias edificaciones que alojaban a las chicas que ejercían la prostitución, además contaban con piscina, jacuzzi, espejos de techo y minibar.

Medidas de seguridad

El recinto estaba vigilado por un sistema de monitorización de cámaras con un acceso de doble puerta por el que cada cliente quedaba encerrado unos instantes entre las dos entradas para que uno de los encargados verificara su identidad.

La mayoría de las mujeres eran extranjeras que desconocían el español, con situaciones de dificultades económicas o personales y sin estar dadas de alta en ningún tipo de actividad de los regímenes de la Seguridad Social.

Además las víctimas debían estar disponibles para la práctica de servicios sexuales las 24 horas del día, saltándoles una alarma para que las mujeres se vistieran y salieran rápido si acudía un potencial cliente.

En esta operación policial denominada 'Sasa' se ha practicado una entrada y registro en la que también se ha intervenido unos 4.000 euros, nueve gramos de cocaína y cinco de hachís.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento