El Ayuntamiento de Santa Cruz clausura 31 puestos de feriantes por carecer de permiso

La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife clausuró en la tarde de ayer 31 de los 80 puestos que hay en la feria por comenzar a funcionar sin estar debidamente autorizados y una mujer de uno de los puestos tuvo que ser detenida debido a un delito de desobediencia grave, según ha informado el Ayuntamiento capitalino en una nota de prensa.

La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife clausuró en la tarde de ayer 31 de los 80 puestos que hay en la feria por comenzar a funcionar sin estar debidamente autorizados y una mujer de uno de los puestos tuvo que ser detenida debido a un delito de desobediencia grave, según ha informado el Ayuntamiento capitalino en una nota de prensa.

La actuación policial se inició al detectarse que algunos puestos estaban abiertos a pesar de no reunir las condiciones necesarias, e incluso se comprobó que una atracción ni siquiera había solicitado el permiso para funcionar. De hecho, un accidente de carácter leve que sufrió un menor hizo que se activara el dispositivo.

Según el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, José Alberto Díaz Estébanez, "esta irresponsabilidad de algunos podría haber generado un problema grave, y aunque eso por suerte no ha ocurrido, la Policía Local ha actuado con firmeza para velar por el cumplimiento estricto de la legalidad".

El edil ha hecho hincapié en que el Ayuntamiento ha tratado de dar "todo tipo de facilidades" para que los feriantes pongan en regla sus instalaciones, y recordó que las dependencias del Organismo Autónomo de Fiestas estarán abiertas mañana lunes para que se presente la documentación de la que carecen casi el 50% de los puestos, pero "no vamos a permitir ilegalidades", señaló.

Además de la presencia de 30 agentes del servicio operativo de la Policía Local, fue necesaria la intervención de un equipo de la Unipol y la colaboración de varias dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía (CNP)

Mostrar comentarios

Códigos Descuento