Militares en Crimea
Militares en Crimea ante la atenta mirada de vecinos de la región ucraniana. EFE

El gobernador de la república autónoma de Crimea, Serguei Axionov, pidió este sábado al presidente ruso, Vladimir Putin, ayuda para restablecer la paz y la tranquilidad en esa región ucraniana con mayoría de población rusohablante. Axionov fue nombrado (sin consultar al parlamento de Crimea) este viernes en el cargo tras la ocupación del parlamento de dicha región por militares sin identificar.

Axionov hizo esta petición en un comunicado, en el que anunció su decisión de poner a todas las fuerzas de seguridad de la república autónoma bajo su control personal, mientras crece la tensión entre las autoridades locales prorrusas y el nuevo poder ucraniano en Kiev.

Putin obtiene autorización del Senado para intervenir

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha solicitado al Senado autorización para el empleo de las tropas rusas destacadas en Crimea, con el fin de normalizar la situación en esta república autónoma ucraniana. Autorización que ha recibido el visto bueno a primera hora de la tarde del sábado.

"Debido a la extraordinaria situación en Ucrania, la amenaza para la vida de los ciudadanos de la Federación de Rusia (...), al contingente de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia acuarteladas en Ucrania (...) solicito al Consejo de la Federación (Senado) el empleo de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia en territorio de Ucrania hasta la normalización sociopolítica en ese país", señala el documento citado por el Kremlin en el que Putin se ha basado para tal autorización.

A su vez, el Senado ruso se ha dirigido al líder del Kremlin para pedirle que tome "todas las medidas posibles para proteger la vida y la seguridad de los ciudadanos de la Federación de Rusia que viven en Ucrania, nuestros compatriotas y el contingente de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia acuartelado en Ucrania".

Rusia denuncia que hombres armados procedentes de Kiev trataron de asaltar el Ministerio del Interior en CrimeaHoras antes, Rusia aseguró, tras el comunicado de Axionov, que no dejará de prestar atención a la petición de ayuda lanzada por el primer ministro de la república autónoma de Crimea, Serguei Axionov, al presidente ruso, Putin, para pacificar la región.

Rusia denunció además que hombres armados procedentes de Kiev trataron de asaltar la pasada madrugada el Ministerio del Interior en Simferopol, capital de la república autónoma de Crimea, y que se produjeron "víctimas". En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, expresó su gran preocupación por este incidente.

"Rusia está extremadamente preocupada por él último desarrollo de los acontecimientos en Ucrania. En la madrugada del 1 de marzo, hombres armados no identificados, que llegaron desde Kiev, trataron de asaltar el edificio del Ministerio del Interior de la república autónoma de Crimea", señaló el texto.

Posteriormente, el Parlamento ha pedido a Putin actuar en la península y ha acordado con Crimea el despliegue de sus tropas.

Ucrania pone en alerta maxima a sus unidades militares

Ucrania ha puesto en estado de máxima alerta de combate a sus unidades militares, en vista de la situación en la república autónoma de Crimea, donde tropas rusas están tomando el control de puntos estratégicos. Así lo señaló este sábado el ministro de Defensa de Ucrania, Igor Teniuj, en la reunión que celebra el Consejo de Ministros en Kiev, en la que señaló que las tropas "están listas para defender sus unidades militares".

El primer ministro del Gobierno provisional de Ucrania, Arseni Yatseniuk, pidió este sábado a Rusia que devuelva a sus tropas en territorio de Crimea a sus acantonamientos pues su desplazamiento viola los acuerdos bilaterales.

Ahora en Crimea, es inapropiada la presencia de militares rusos (Yatseniuk)Yatseniuk hizo el llamamiento al abrir una reunión del Ejecutivo, mientras medios de prensa ucranianos informan de que militares armados con ametralladoras utilizadas habitualmente por el Ejército ruso han tomado posiciones junto al Parlamento de Crimea en la capital, Simferopol.

"Ahora en Crimea, es inapropiada la presencia de militares rusos. Supone una violación de las provisiones básicas del acuerdo relativo a la presencia temporal de la Flota rusa del Mar Negro en territorio de Ucrania", señaló Yatseniuk.

"Pedimos que el Gobierno ruso y las autoridades ordenen a sus tropas regresar a sus bases", señaló el jefe del nuevo Gobierno ucraniano, nombrado el pasado jueves 27.

Crimea adelanta su referéndum

Axionov anunció este sábado el adelanto del referéndum para ampliar la autonomía de esta república ucraniana al 30 de marzo, en vez del 25 de mayo, la fecha acordada esta semana por el Parlamento local. El Parlamento de Crimea aprobó el pasado día 27 la convocatoria de una consulta para ampliar la autonomía de esta república ucraniana con mayoría de población rusohablante.

"Como jefe del Consejo de Ministros de la república autónoma de Crimea, y en el ejercicio de los poderes que me ha delegado la Rada Suprema (legislativo) de Crimea, he tomado la decisión de poner temporalmente bajo mi control las unidades y grupos militares del Ministerio del Interior, el Servicio de Seguridad, las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Situaciones de Emergencia, la Flota, el Servicio Fiscal y la Guardia de Fronteras", señaló.

"Todos los comandantes deberán obedecer únicamente mis órdenes e instrucciones, y pido a los que no estén de acuerdo que se retiren del servicio", solicitó Axiónov.

Obama ya canceló el año pasado un encuentro bilateral con su homólogo ruso, Vladimir Putin, después de que Rusia diera asilo a Edward SnowdenEl jefe del ejecutivo autonómico justificó su decisión al señalar que en la región se han registrado disturbios con el empleo de armas de fuego y las estructuras de seguridad son incapaces de restablecer el orden de manera efectiva.

Por todo ello, y "comprendiendo mi responsabilidad por la vida y la seguridad de los ciudadanos, me dirijo al presidente de Rusia, Vladimir Putin, para que preste su ayuda a fin de garantizar la paz y la tranquilidad en el territorio de Crimea", añade. El primer ministro también consideró ilegal la designación por parte de las autoridades centrales de Kiev del nuevo jefe de la policía de Crimea, Igor Avrutski.

Advertencias de Obama y los aliados

El presidente de EE UU, Barack Obama, y algunos de sus aliados europeos barajan no asistir a la cumbre del G-8 prevista para junio en la ciudad rusa de Sochi si se confirma la intervención militar de Rusia en la península ucraniana de Crimea, informaron hoy fuentes oficiales al diario The Washington Post.

En una comparecencia de tres minutos en la Casa Blanca, Obama advirtió a Rusia que una intervención de este tipo en Crimea sería una "profunda interferencia" que contravendría la "ley internacional" y que, de confirmarse, tendrá "costes".

Dentro de esos hipotéticos "costes" no se contempla la opción militar, sino que las medidas que sopesan Estados Unidos y sus aliados se ciñen al terreno diplomático y económico, informaron fuentes oficiales que recogen los medios estadounidenses. Una de estas acciones podría ser la no asistencia de Estados Unidos y de alguno de sus aliados a la cumbre de junio en Rusia del G-8, el grupo que conforman los ocho países con más peso político, económico y militar del mundo: Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia.

Esta cita la acogerá, según está previsto hasta el momento, la ciudad rusa de Sochi, donde acaba de clausurarse otro gran evento internacional: los Juegos Olímpicos de Invierno. Obama ya canceló el año pasado un encuentro bilateral con su homólogo ruso, Vladimir Putin, después de que Rusia diera asilo a Edward Snowden, el exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos que reveló las polémicas prácticas de espionaje.