Valla de jardín
La madera es el material ideal: es más calido y se integra en el jardín. Ashbrook

Las virtudes de un material noble, cálido y cercano como la madera son muchas. De hecho, su tacto resulta saludable gracias a su baja conductividad térmica.

Se ataca a la madera por ser vulnerable a la humedad, y no es del todo cierto. Cuando está correctamente tratada, además de no presentar defectos, la madera es capaz de absorber o ceder humedad al entorno. Esta peculiaridad ayuda a purificar el ambiente y mantener un grado de humedad óptimo.

La madera reduce la necesidad de calentar o enfriar ambientesLas características térmicas de la madera consiguen crear ambientes templados: cálidos en invierno y más frescos en verano . En suma, las propiedades térmicas y acústicas de la madera mejoran la calidad de vida en nuestra vivienda.

La madera tiene más capacidad como aislante térmico. Aunque varía según la especie, como media es 15 veces superior a un muro de hormigón. Sobre una pared, un friso de 20 mm aísla como un muro de hormigón de 300 mm.

Según un estudio del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) y la Confederación Española de Empresarios de la Madera, los espacios con madera evitan pérdidas bruscas de calor cuando, por ejemplo, se pisa el suelo con los pies descalzos. Esta característica se relaciona, además, con la eficiencia energética de los edificios, puesto que reduce la necesidad de calentar o enfriar los ambientes.

Pero la madera también tiene propiedades acústicas. Consigue aislar de ruidos del exterior, acondiciona y absorbe ondas sonoras evitando reverberación. El ejemplo más claro es la madera utilizada en paredes y techos de auditorios y palacios de música.

Según el estudio del IBV, los espacios interiores con madera generan un tiempo de reverberación menor que el que se produce en un espacio sin madera. Esto significa que hay menos ruidos y ecos, lo que mejora la inteligibilidad. Al no resonar las palabras, la dicción es más clara, por lo que se aconseja la instalación de madera en espacios como aulas, salones o salas de reunión.

Pensando en su aplicación para la construcción y decoración de nuestra vivienda, a la lista de ventajas le podemos sumar más:

  • La madera es resistente al tiempo y a la meteorología
  • Se puede utilizar tanto en interior como en exterior
  • Es muy moldeable y adaptable
  • Es más estética: es un elemento orgánico y su contacto es cercano y agradable
  • No es un material especialmente caro; tampoco su mantenimiento