Ablación de clítoris
Una niña de seis años grita de dolor mientras le practican una mutilación genital en Somalia. Su hermana de 18 años la sostiene.  GTRES

La Audiencia Nacional ha absuelto este martes a los padres de dos niñas a las que se les practicó la ablación cuando la madre viajó con ellas a Gambia, su país de origen, para pasar las vacaciones de verano en 2006 con su abuela, hechos por los que el fiscal pedía 12 años de cárcel para cada uno de los progenitores, vecinos de Lloret de Mar.

La sentencia dice
que la madre se enteró de lo ocurrido tras el viaje a Gambia
En su sentencia, la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional considera probado que fue la abuela quien sometió a las niñas a la mutilación genital sin el consentimiento de la madre, que las dejó unos días a su cuidado para desplazarse a otra localidad de Gambia para visitar a otros familiares.

Según el auto,"aprovechando tal ausencia de la procesada y sin conocimiento ni consentimiento de la misma", la abuela llevó a las dos niñas "a una determinada casa donde ella misma procedió a la ablación", conducta de la que la madre se enteró a su regreso a través de las propias menores.

El tribunal entiende que los padres
eran contrarios
a esta práctica
El tribunal considera que existe "una ausencia absoluta de culpa" o de negligencia, por lo que absuelve a ambos de los dos delitos de lesiones de los que les acusaba la Fiscalía, ya que tanto el padre, Alimaneh Nimaga, que ni siquiera viajó a Gambia en esa ocasión, como la madre, Kussa Lemeh, ambos nacionalizados españoles, tuvieron conocimiento posterior a la ablación.

La Sala entiende que si bien es cierto que a los padres les corresponde el cuidado de sus hijos, en este caso "no consentían, no querían la mutilación, sino que eran contrarios a ello".

Consulta aquí más noticias de Girona.