La Guardia Civil ha enviado una nueva "instrucción" sobre el uso de material antidisturbios en la frontera, tras los recientes hechos acaecidos en Ceuta. Según fuentes de la Guardia Civil han confirmado a 20minutos está orden limitaría el uso de pelotas de goma y botes de humo a "circunstancias extremas".

Esas circunstancias las decidirán los agentes, según las circunstancias, por lo que desde la Guardia Civil se asegura que "oficialmente" no es una prohibición. Esta directriz sí que permitiría el uso de disparos de fogueo (cartuchos de proyección), escudos y porras.

Los medios disuasorios se adaptan a las necesidades de cada momentoEl secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha confirmado la existencia de esta orden y ha asegurado que se trata de un criterio "estrictamente operativo".

"La Guardia Civil busca los medios más proporcionados con los que actuar", ha añadido a los periodistas Martínez antes de reiterar que los medios disuasorios se adaptan "a las necesidades de cada momento" y las "distintas formas de entrada".

"Si la Guardia Civil ha considerado que no es eficaz desde el punto de vista operativo y que no consigue el fin perseguido la utilización de pelotas y que en cambio sí lo consiguen dentro de la enorme dificultad de este tarea otros medios como los cartuchos de proyección es un criterio que hay que respetar".

"Como quitar a un médico un bisturí"

El portavoz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) Juan Antonio Delgado ha asegurado que "no le consta" que se haya prohibido a los agentes lanzar pelotas de goma en la frontera de Ceuta y Melilla.

"Entiendo que, dentro del operativo, que se haya prohibido taxativamente (el uso de las pelotas de goma) no tiene ningún sentido ni lógica, es como prohibir al médico un bisturí", ha indicado Delgado en una entrevista en la Cadena Cope recogida por Europa Press.

El representante de la AUGC ha pedido además respeto para la actuación de la Benemérita en la frontera y ha reclamado a la Unión Europea que "deje de mirar para otro lado porque Ceuta y Melilla es la frontera de España y de Europa".

Delgado ha asumido que, en su actuación, la Guardia Civil "ha podido cometer errores pero no con mala fe; los agentes pueden disparar al agua pero no tiran a dar, ni mucho menos a matar como se ha dicho, eso son calumnias y se les ha intentado criminalizar". En su opinión, estas acusaciones "no son justas porque la guardia civil es profesional, comprometida y solidaria".