Conseguir un empleo cualificado en el extranjero pasa por dominar un tercer idioma

  • Saber un tercer idioma ha pasado de ser un punto distintivo a constituir un requisito básico en muchos empleos cualificados.
  • Finanzas, abogacía, ventas, marketing y carreras técnicas, los sectores donde más exigen candidatos plurilingües.
  • Crece la demanda de lenguas no convencionales como chino, japonés, árabe y ruso.
Controlar un tercer idioma es básico para puestos relevantes en el exterior.
Controlar un tercer idioma es básico para puestos relevantes en el exterior.
GTRES

La reducción de la demanda interna en España ha provocado que la expansión del negocio en el extranjero se haya ido postulando como una vía de crecimiento para muchas empresas.

Uno de los aspectos que incide directamente en la selección del candidato cuando éste tiene que cubrir puestos cualificados en otro país, que es su condición de políglota, según destaca el estudioIdiomas más demandados en el ámbito laboral extranjero, elaborado por la consultora Randstad Professionals.

El resultado del informe desvela que el dominio de idiomas está cobrando más importancia si cabe en los procesos de búsqueda de empleo cualificado en el extranjero.

Desde hace tiempo, para acceder a uno de estos puestos ya se daba por hecho el tener la habilidad de comunicarse en inglés, o bien que se dominara la lengua del país de destino. Recientemente, saber un tercer idioma ha pasado de ser un punto distintivo a constituir un requisito básico en muchos empleos cualificados.

¿Qué sectores exigen candidatos plurilingües?

Las lenguas extranjeras más extendidas entre los españoles son las tradicionales, ya sea el inglés (en un indiscutible primer lugar), o los que le siguen en importancia, el alemán o el francés.

Para la mayoría de perfiles cualificados analizados por Randstad Professionals, el dominio del inglés y el alemán es básico. Esto ocurre en los ingenieros mecánicos y eléctricos, en Finanzas, en directivos Sales & Marketing y en IT/Telecomunicaciones.

En otros se han detectado otras variantes en las que, además de estas dos lenguas extranjeras, también tienen su peso otras como el francés (en el sector Salud, sobre todo porque los profesionales con estas titulaciones están muy reconocidos en el país galo), y el portugués (en el perfil de ingeniero de Construcción, en parte debido a la creciente demanda de profesionales de este sector por parte de Brasil de cara al Mundial 2014 y a las Olimpiadas 2016).

En general, quienes exigen con mayor firmeza en sus procesos de selección candidatos plurilingües son las ofertas de trabajo relacionadas con carreras técnicas, perfiles del área de finanzas y banca, así como mandos ejecutivos de la abogacía y de distintas posiciones de ventas y marketing.

Chino, japonés, árabe y ruso

Debido a la apertura de algunos mercados desconocidos hasta hace poco por las compañías españolas, la demanda del dominio de otras lenguas no convencionales está irrumpiendo cada vez con más fuerza, convirtiéndose éste en uno de los factores más atractivos a la hora de contratar a un profesional.

Esto ocurre con el idioma chino. Este país oriental ha experimentado un gran crecimiento económico y cuenta con un mercado que representa una gran oportunidad para las empresas europeas y, por ende, para las españolas.

Tal es así, que la agencia de estadísticas de la Unión Europea (Eurostat), ha constatado que el volumen de importación y exportación entre Europa y China va en aumento cada año.

Además del chino, otros idiomas de interés creciente que también van ganando terreno son el japonés, el árabe o el ruso, cuyos países ofrecen sin duda buenas expectativas para los profesionales del siglo XXI.

A su vez, el estudio de Randstad Professionals ha detectado que la necesidad por parte de las compañías de que sus empleados dominen un segundo idioma aumenta en relación al perfil demandado de forma directa.

Tras su análisis, se deduce que éste es un requisito indispensable por parte de las empresas para el 58% de las ofertas que se dirigen a recién licenciados. Esta cifra aumenta hasta el 65% si se trata de puestos para ejecutivos intermedios, y se incrementa hasta el 100% en los cargos de alta dirección.

España, a la cola de la UE en idiomas

A pesar de la creciente importancia del dominio de idiomas, en España sigue siendo una asignatura pendiente. Según el último estudio publicado por la oficina estadística Eurostat, nuestro país, solo superado por Hungría y Bulgaria, es el tercero de la Unión Europea (UE) con menor número de adultos entre 25 y 64 años que declaran hablar al menos una lengua extranjera.

Concretamente, el porcentaje de españoles que conocen otro idioma alcanza el 51%, un valor que se sitúa muy por debajo de la media comunitaria (66%). En el otro lado de la balanza se encuentran con la mayor proporción de adultos que hablan una lengua extranjera Luxemburgo (99%), Lituania (97%), Letonia (95%), Dinamarca (94%), Eslovenia y Suecia (92%). En lo que se refiere a los países vecinos, destacan Alemania (78%), Italia (60%) y Francia (59%).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento