El proyecto para encontrar los restos de Cervantes en Madrid costará 100.000 euros

  • Se utilizará un georradar en el convento de las Trinitarias Descalzas de la calle Lope de Vega.
  • El Arzobispado y las monjas han dado su consentimiento para que se inicie la búsqueda, pero no aún a que se excave.
  • El historiador que impulsa el proyecto, Fernando Prado, asegura que la búsqueda con el georradar es "lo menos caro".
  • El coste de la operación se debe a los seguros, al equipo, al antropólogo forense y a la duración de los trabajos.
Placa dedicada al esecritor Miguel de Cervantes en el convento de las Trinitarias Descalzas de Madrid.
Placa dedicada al esecritor Miguel de Cervantes en el convento de las Trinitarias Descalzas de Madrid.
GOOGLE STREET VIEW

El historiador Fernando Prado, impulsor de la búsqueda de los restos de Miguel de Cervantesbajo el convento de las Trinitarias Descalzas en Madrid, donde podría encontrarse enterrado, ha indicado que el proyecto para encontrar al escritor alcalaíno costará 100.000 euros.

Prado ha explicado que el georradar va a orientar la excavación, que es "lo menos caro" del proyecto, pero ha precisado que hay que calcular siempre "al alza" porque para buscar a Cervantes hay que estimar que la excavación va a durar "lo máximo", que el equipo y el antropólogo forense va a ser "el mejor" dada la importancia del personaje, que se van a tener que pagar seguros y garantizar la restauración de cualquier desperfecto.

Prado ya tiene la autorización del Arzobispado de Madrid y del Convento de las Trinitarias Descalzas para la primera fase del proyecto que es la localización de alguna fosa en el subsuelo del Monasterio a través de georradares. Esta fase cuenta con la financiación del Ayuntamiento de Madrid.

La idea del proyecto comenzó hace tres años un día mientras Prado hablaba con el experto en georradares Luis Avial. Prado apenas había oído hablar de la existencia del georradar y Avial le explicó las posibilidades que ofrecía a la arqueología citando a algunos personajes de España. Esa noche, Prado buscó información sobre Cervantes y se dio cuenta de que "era factible encontrarlo" y de que su enterramiento y permanencia en el Convento era "un hecho demostrado".

Al principio, según recuerda, todo el mundo estaba de acuerdo, pero el problema era la financiación y en España no la encontraba. Por ello, la buscó en el extranjero donde, según precisa, Cervantes es considerado "el creador de la novela moderna, de una de las máximas cimas literarias". Y en mayo de 2013 se reunió con unos empresarios norteamericanos.

No obstante, no siguió adelante con los contactos pues, finalmente, el Ayuntamiento decidió financiar la primera parte. Una buena noticia, teniendo en cuenta además que en 2015 se celebra el cuarto centenario de la segunda parte del Quijote y en 2016, el cuarto centenario de la muerte de Cervantes.

Las monjas, dispuestas a que entren los georradares

La madre superiora sor María Amada de Jesús, del Convento de las Trinitarias Descalzas, situado en la calle Lope de Vega del madrileño barrio de Las Letras, donde podría encontrarse enterrado Miguel de Cervantes, ha señalado que están dispuestas a que entren los georradares para detectar los restos del escritor alcalaíno.

La madre superiora ha indicado que, por el momento, han "autorizado" la entrada de los georradares porque les han asegurado que el piso del Monasterio no va a sufrir ningún quebranto, pero ha añadido que, en caso de que detecten restos humanos y necesiten excavar, tendrán que volver a pedirles otro permiso y, ese, ya verán si lo dan o no.

"Eso lo hemos autorizado, ahora luego ya levantar piso, ya veremos, porque claro, es un sitio cerrado donde acaban de restaurar los retablos y las imágenes que tenemos, no es una plaza ni un campo abierto. Hemos autorizado eso, ahora después ya veremos a ver", ha precisado sor María Amada de Jesús.

La madre superiora explica que ha dado autorización para que entren los georradares porque todas ellas saben que Cervantes está allí enterrado y porque se trata de "un personaje importante para España". En caso de que se encontrasen los restos, una posibilidad sería, según sor María Amada de Jesús, poner una lápida con la inscripción 'Aquí se encuentra Cervantes'.

Según explica, no es solo Cervantes el que se encuentra allí enterrado, sino también los patronos y los capellanes. Concretamente, recuerda que Cervantes fue enterrado en el primer convento que era pequeño —de la misma orden—, el cual se derribó para construir la nueva Iglesia —cuya construcción finalizó en los años 90 del siglo XVII—.

En el archivo, según precisa la madre superiora, cuando se levantó la nueva Iglesia, dice 'por traslado de cadáveres a la nueva Iglesia se pagó tanto' pero no especifica nombres, tampoco el de Cervantes. En todo caso, excaven o no, a las monjas trinitarias les basta con saber que está allí, como lo ha estado durante los últimos cinco siglos.

Según han indicado fuentes de la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid, están estudiando poner en marcha este proyecto, con financiación del Ayuntamiento de Madrid, que consiste en utilizar georradares para analizar el subsuelo de la antigua iglesia monacal. Los georradares se emplearán para sondear el subsuelo y localizar posibles cavidades que en este caso podrían ser fosas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento