El Govern cede a Cruz Roja cuatro almacenes de la residencia de Sant Antoni para almacenar alimentos

La Conselleria de Familia y Servicios Sociales, a través del Consorcio de Recursos Sociosanitarios y Asistenciales de Baleares cederá temporalmente a Cruz Roja cuatro dependencias de la residencia de Sant Antoni para que esta entidad pueda almacenar alimentos que luego serán distribuidos entre las familias necesitadas de Ibiza y Formentera.

La Conselleria de Familia y Servicios Sociales, a través del Consorcio de Recursos Sociosanitarios y Asistenciales de Baleares cederá temporalmente a Cruz Roja cuatro dependencias de la residencia de Sant Antoni para que esta entidad pueda almacenar alimentos que luego serán distribuidos entre las familias necesitadas de Ibiza y Formentera.

Según destacan en un comunicado, desde su construcción y hasta el día de hoy, este centro ha permanecido siempre cerrado por dificultades presupuestarias. No obstante, está previsto que abra sus puertas a finales de este año tal y como anunciaron la consellera de Familia y Servicios Sociales, Sandra Fernández, y el presidente del Consell de Ibiza, Vicent Serra, el pasado mes de diciembre.

Con la puesta en marcha del centro de Sant Antoni y la apertura completa de Can Raspalls, la isla contará con 120 nuevas plazas residenciales para personas con problemas de dependencia, lo que representa un 71% más que las actuales.

El motivo de la necesidad de la cesión del espacio es que el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) proporciona a Cruz Roja Española Ibiza y Formentera tres entregas de alimentos al año de aproximadamente 75 toneladas cada una (unos 55 palets), que en la actualidad la entidad benéfica no puede guardar por carecer de un espacio adecuado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento