Para el sector quesero de la Sierra "es el momento" de apostar por el reconocimiento de una calidad diferenciada

El sector quesero de la Sierra de Cádiz estima que "es el momento" de apostar por intentar lograr el reconocimiento de una calidad diferenciada de su producto, ya sea a través de una Denominación de Origen o de una Indicación Geográfica Protegida. La Junta se ha comprometido a prestar asesoramiento técnico al sector e integrantes del mismo coinciden en señalar que conseguir el reconocimiento "aportaría valor añadido" a todos los sectores implicados en el proceso de elaboración de los quesos de la Sierra de Cádiz.

El sector quesero de la Sierra de Cádiz estima que "es el momento" de apostar por intentar lograr el reconocimiento de una calidad diferenciada de su producto, ya sea a través de una Denominación de Origen o de una Indicación Geográfica Protegida. La Junta se ha comprometido a prestar asesoramiento técnico al sector e integrantes del mismo coinciden en señalar que conseguir el reconocimiento "aportaría valor añadido" a todos los sectores implicados en el proceso de elaboración de los quesos de la Sierra de Cádiz.

En declaraciones a Europa Press, el dueño de la quesería El Gazul, Jorge Puerto, apunta que "aún estamos en reuniones previas antes de conformar una asociación", aunque explica que los integrantes del sector quesero de la Sierra de Cádiz han mantenido "varias reuniones" con la idea de apostar por una Denominación de Origen o Indicación Geográfica Protegida "sobre todo por el tema de la exportación, porque aunque en Andalucía y en España nos conozcan bastante por nuestros premios y nuestra calidad, en los mercados exteriores pesa mucho un reconocimiento de una calidad diferenciada, porque aporta un plus".

"Darle el reconocimiento que se merece la calidad de nuestro queso, que mundialmente está siendo reconocido en diversos certámenes", es lo que, en palabras de José Luis Holgado, dueño de Quesos Pajarete, buscan los empresarios del queso de la Sierra de Cádiz. En este sentido, manifiesta que "queremos que nos vean como un producto con un valor diferenciado como la Denominación de Origen, algo en la gente de fuera se fija mucho y por lo que se deja influenciar".

El dueño de Quesos Pajarete defiende que en la Sierra de Cádiz el sector del queso "crea directamente muchos puestos de trabajo, pero indirectamente entre cartonaje, etiquetaje, envase, embalaje y demás favorece que existan muchísimos más". En esta misma línea se expresa el dueño de El Gazul, que añade que el reconocimiento "sería muy importante para los ganaderos y para la industria lechera; sería un paso adelante porque aunque estamos sacando mucho producto fuera, creemos que es el momento de hacernos con el reconocimiento ya de una vez y hay que aprovechar los tiempos que vivimos, que en el sector quesero de la Sierra de Cádiz es relativamente bueno".

Por su parte, uno de los dueños de la quesería El Bosqueño, Ramón Gago, estima que el reconocimiento "es lo más conveniente, porque sería una protección para todos y el queso de la Sierra de Cádiz ha adquirido mucho prestigio logrando premios internacionales". Gago expone que han solicitado a la Junta "que nos coordine, nos asesore, nos oriente y nos dirija en la serie de trámites que tenemos que completar hasta llegar a la Denominación de Origen o la Indicación Geográfica Protegida", algo a lo que el Gobierno andaluz se ha comprometido.

No obstante, Jorge Puerto calcula que, pese a ello, los trámites burocráticos que tardarían "más de un año como mínimo". El reconocimiento requerirá una serie de procesos y certificaciones, así como una unificación de ciertos criterios que conllevará para el sector quesero de la Sierra de Cádiz "una inversión grande que aún no se ha concretado a cuánto ascendería", apostilla el dueño de El Gazul.

Sin embargo, no es la primera vez que el sector quesero de la Sierra de Cádiz intenta lograr un reconocimiento de una calidad diferenciada. José Luis Holgado recuerda que "no es la primera vez que se intenta algo parecido, lo que pasa es que hay veces anteriores que lo hemos intentado y se ha quedado después en nada". Así lo advierte antes de recalcar la parte positiva de los intentos del pasado, ya que asegura que "hay mucho trabajo adelantado, que ya está hecho".

El socio propietario de Quesos Payoyo Carlos Ríos, sostiene que al sector quesero de la Sierra de Cádiz le toca ahora "demostrar que este producto tiene unos rasgos que lo distinguen respecto a los demás", apunta Ríos, que explica que "en la provincia tenemos dos tipos de queso: el queso tipo Grazalema y el queso tipo Cádiz".

Ríos incide en que "aún tenemos que decidir por qué apostamos, si por la Denominación de Origen o la Indicación Geográfica Protegida, aunque con cualquiera de esos dos reconocimientos tendríamos que cumplir unos estándares de calidad en la producción de nuestros quesos, y lograrlo sería muy importante para la Sierra".

En este mismo sentido, Puerto destaca que, de apostar por la Denominación de Origen, "sería la primera de quesos en Andalucía, que es raro con los quesos que tenemos en la comunidad", y reseña que de lograr ese paso que pretende el sector quesero, éste "crecería en materia prima de la Sierra de Cádiz y con mano de obra de la Sierra de Cádiz, que es una zona muy castigada por el desempleo".

Cabe destacar que las Denominaciones de Origen Protegidas e Indicaciones Geográficas Protegidas constituyen el sistema utilizado en España para el reconocimiento de una calidad diferenciada, "consecuencia de características propias y diferenciales, debidas al medio geográfico en el que se producen las materias primas, se elaboran los productos, y a la influencia del factor humano que participa en las mismas", según detalla el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El Reglamento 1151/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de noviembre de 2012 sobre los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios, es el que establece las definiciones de Denominación de Origen Protegida y de Indicación Geográfica Protegida.

Así, en dicho reglamento se define una Denominación de Origen como "un nombre que identifica un producto originario de un lugar determinado, una región o, excepcionalmente, un país, cuya calidad o características se deben fundamental o exclusivamente a un medio geográfico particular, con los factores naturales y humanos inherentes a él, y cuyas fases de producción tengan lugar en su totalidad en la zona geográfica definida".

Por su parte, se detalla que una Indicación Geográfica Protegida es un nombre que identifica un producto originario de un lugar determinado, una región o un país, que posea una cualidad determinada, una reputación u otra característica que pueda esencialmente atribuirse a su origen geográfico y, de cuyas fases de producción, al menos una tenga lugar en la zona geográfica definida".

El dueño de la quesería El Gazul finaliza reflexionando que "quizás ahora mismo no nos haga falta un reconocimiento de una calidad diferenciada, pero hay que mirar al futuro y dar pasos pensando más allá del presente".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento