Juzgan este lunes a cinco acusados de traer mujeres a España para su prostitución en clubes de alterne

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Jaén tiene previsto juzgar este lunes a cinco personas --identificadas como J.F.H., R.S.R., G.M.M.H., A.E.M. y F.P.P.-- a quienes se les atribuye un delito de trata de seres humanos que habrían cometido al dedicarse a traer mujeres a España, principalmente de nacionalidad paraguaya, para su prostitución en dos clubes de alterne situados en la provincia jiennense.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Jaén tiene previsto juzgar este lunes a cinco personas —identificadas como J.F.H., R.S.R., G.M.M.H., A.E.M. y F.P.P.— a quienes se les atribuye un delito de trata de seres humanos que habrían cometido al dedicarse a traer mujeres a España, principalmente de nacionalidad paraguaya, para su prostitución en dos clubes de alterne situados en la provincia jiennense.

Así lo señala la Fiscalía en su escrito de acusación, consultado por Europa Press, en el que se detalla que los referidos clubes de alterne estaban ubicados en la autovía A-4 y la carretera N-322a, y estaban bajo la titularidad de J.F.H. y R.S.R., quienes supuestamente se aprovechaban "de la situación de necesidad económica" de las mujeres paraguayas que traían a España, para quienes, "ante la falta de otras alternativas, la prostitución era su única salida y posibilidad de ganar algo de dinero para enviar a sus familias en aquel país".

"Para traerlas a España", añade el escrito, los acusados "se ponían en contacto con una organización en Paraguay", que "les procuraban a las chicas que precisaban y les facilitaban el viaje, así como las cantidades de dinero necesarias para los primeros gastos y para poder justificar ante las autoridades españolas su estancia en España (...), cantidades que posteriormente se veían obligadas a devolver con intereses".

Para ello, los dos imputados citados "se quedaban con parte del dinero que ganaban las chicas en los clubes, y las remitían a dicha organización en Paraguay", para lo cual los aludidos dos procesados, según el Ministerio Público, "se valían de personas de confianza que tenían al frente de los clubes"; en concreto, de los encartados G.M.M.F. y de A.E.M., quienes "se encargaban de la gestión diaria de los mismos".

Entre sus "principales funciones", señala el fiscal que rubrica el escrito, figuraban "recaudar el dinero de los 'pases' de cada chica, cobrando normalmente el primero para el club, siendo el resto para ellas, así como el 50 por ciento del precio de las copas que los clientes consumieran con ellas, cobrándoles también el dinero necesario para la devolución de las cantidades que debían a la organización de Paraguay".

El Ministerio Público señala a los procesados G.M.M., R.S.R. y F.P.P. —"novio" en España de G.M.M.— como los encargados de realizar las transferencias de dinero a Paraguay, y al tercero de los citados, además, como "la persona encargada de recoger a las chicas" que llegaban de dicho país americano, "normalmente en el aeropuerto de Madrid, y traerlas a los clubes".

El juicio por este caso se ha señalado después de que agentes de la Guardia Civil registrasen los referidos clubes de alterne entre septiembre y diciembre del año 2011, en unas actuaciones en las que, además de sorprender a las mujeres mientras se prostituían, intervinieron una pistola simulada y decenas de sobres que recogían dinero del recaudado en esos negocios, que sumaban en total más de 7.500 euros.

El fiscal entiende que estos hechos constituyen un delito de trata de seres humanos de los que acusa a las cinco personas que serán juzgadas en la Audiencia jiennense, para cada una de las cuales solicita una pena de seis años de prisión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento