El Museo Würth acoge hasta el próximo día 2 de marzo la exposición 'La magia está en la imagen', una muestra que exhibe los fondos de arte contemporáneo adquiridos por la Colección Würth a la abadía benedictina Maria Laach, situada en la ribera del lago Laacher en la región de Eifel (Renania-Palatinado, Alemania).

Tras la clausura de esta exposición, el centro de la empresa Würth en el polígono industrial en Agoncillo renovará el cartel con una nueva muestra abierta al público gratuitamente.

La vanguardia que sedujo a los monjes

La variada temática y enfoque vanguardista de la colección reunida por los monjes benedictinos que ha podido verse durante este último año en el centro de Agoncillo rompe con la etiqueta habitual que englobaría habitualmente al arte promovido desde la esfera religiosa.

'La magia está en la imagen" integra piezas de destacados artistas con reconocimiento internacional como Anselm Kiefer, Klaus Rinke, Helmut Middendorff, Stephan Balkenhol, Günther Förg, Fritz Winter, Karl Otto Gotz, Thomas Hartmann, Bernd Koberling, Otto Piene, Walter Stöhrer, Rosemarie Trockel, Gotthard Graubner o Günther Uecker así como del del alma mater del proyecto, Markus Lüpertz, protagonista de una curiosa historia que sirvió para tender puentes de relación entre los artistas de vanguardia y los monjes.

La abadía ha contado con varios abades interesados en el arte, como Ildefons Herwegen (1874-1946), inauguró la editorial de arte "Ars Liturgica" en el año 1929 y puso en marcha numerosos talleres de escultura, pintura y fotografía en que los monjes con dotes artísticas establecerían las bases del "arte de Laach".

Por otro lado, bajo la dirección del padre Theodore Bogler (1897-1968), formado en artes en la Bauhaus, se promovieron y desarrollaron diversas actividades artísticas y se construyó una librería. Con el tiempo, la edición de libros de arte fue creciendo y la librería requirió una ampliación.

El proyecto de restauración y ampliación de la librería fue ideado por el padre Drutmar Cremer con la colaboración del artista Markus Lüpertz, quien había vivido un tiempo en la abadía durante los años '50. El proyecto consistió en solicitar a diferentes artistas que donaran obras al monasterio con la intención de crear una colección de arte que sería posteriormente vendida: el dinero recaudado se utilizaría para rehabilitar la librería.

Entre los años 2007 y 2009, Lüpertz y Cremer (a la cabeza de otros tantos monjes de la abadía) recorrieron los estudios de los artistas para exponerles el proyecto; este tiempo les permitió conocer de cerca la práctica artística contemporánea y tomar contacto con algunos de los artistas más significativos del arte centroeuropeo de nuestros días.

El proyecto logró reunir piezas de 63 artistas. Con la colección ya formada, Markus Lüpertz presentó el proyecto al Prof. Dr. h. c. mult. Reinhold Würth, quien no sólo se entusiasmó con la historia, sino que valoró la coherencia de los artistas representados con los que ya formaban parte de los fondos de la propia colección Würth.

En la primavera de 2009 adquirió la colección de Maria Laach en bloque (impidiendo que se disgregara entre coleccionistas particulares) para nutrir los fondos de la Colección y en otoño de ese mismo año la Abadía Maria Laach inauguró la nueva librería construida por el arquitecto Hans-Josef Scheer.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.