"Activistas sociales", como ellos mismos se denominan, han hecho público este sábado que desde hace unas tres semanas vienen ocupando un edificio situado en la calle San Luis, en el centro de la capital hispalense, y que su objetivo es convertirlo en un espacio social para los vecinos del barrio que "subsane la saturación que sufren otros centros similares de la zona".

Una portavoz del colectivo ha explicado a Europa Press que el referido inmueble, sito en el número 44 de la referida calle, la antigua conocida sala Endanza, "es un solar que se encuentra muy deteriorado y que lleva más de siete cerrado años sin tener ningún tipo de uso". Además, ha indicado que el edificio "ahora pertenece al Sareb, el conocido como 'banco malo'".

Ante esta circunstancia, estos activistas sociales han decidido ocuparlo para ponerlo en valor y que "sea útil para los vecinos" que ven como los centros de la zona, como el Pumarejo, "sufren una saturación" que les impide cubrir las necesidades del vecindario. "La intención es que el Centro Social Ocupado y Autogestionado Endanza se convierta en punto de encuentro para los colectivos y movimientos sociales que luchan contra las políticas de austeridad y recortes sociales".

De esta manera, quieren convertir el edificio en un espacio para que los vecinos del barrio puedan desarrollar para actividades culturales, sociales y políticas que no tienen cabida en otros lugares. Así las cosas, a partir de ahora convocarán asambleas abiertas para ir concretando su acciones, mientras acondicionan el local para estos usos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.