Miles de personas llenan este sábado las calles de Teruel en el día central de la celebración de la fiesta de ambiente medieval que gira sobre la representación teatral popular de la leyenda de los Amantes.

Un mercadillo, con unos 200 puestos y unos 150 grupos, con sus peñas instaladas en la calle, impulsan el ambiente medieval de la ciudad durante las Bodas de Isabel.

Este fin de semana tendrá lugar una de las escenas más importantes de la narración de la leyenda de los Amantes de Teruel; la petición del beso por parte de Diego a su amada Isabel, quien se lo niega.

La escena se desarrolla en la plaza del Torico, que cuenta con capacidad máxima de unas 7.000 personas, según mediciones de la Policía Local, aunque buena parte del espacio está ocupado por el escenario.

El protagonista, Diego, encarnado por Angel Loras, llegará por la calle de Santa María y entrará en la plaza del Torico desde el Tozal, para reclamarle el beso a Isabel.

En la mañana del domingo llegará el desenlace de esta leyenda de amor trágico; con un desfile con el cadáver de Diego. La última escena se desarrollará en el atrio de la catedral.

Esta leyenda, cuyo origen es un relato que se remonta a extremo oriente, data de la segunda mitad del siglo XV y fue el encargo de una familia turolense, Garcés de Marcilla, que se había enriquecido y que articuló una tradición para ennoblecer sus orígenes y justificar la compra de un título de baronía.

Inspiradora de obras de distintos autores, como Tirso de Molina o Juan Eugenio de Harzembusch, es en la posguerra civil cuando los personajes son recuperados en la ciudad de Teruel con representaciones teatrales.

Consulta aquí más noticias de Teruel.