El secretario de Organización del PSOE de Canarias, Julio Cruz, afirmó este sábado que el ministro José Manuel Soria "quiere a los canarios calladitos y metidos en sus casas", en alusión al rechazo del PP a la consulta popular que solicita el Gobierno de Canarias acerca de las prospecciones petrolíferas frente a las costas de las Islas.

De esta manera, tachó de "inadmisible" que Soria manifieste que las prospecciones "se iniciarán en una fecha concreta sin retraso", mientras que el Ministerio de Medio Ambiente señala que Repsol "no tiene los informes correspondientes y que la documentación entregada es deficitaria e incompleta".

Cruz indicó que con ello, el ministro de Industria "está vulnerando la ley, la propia Constitución y la seguridad jurídica de los procedimientos administrativos, y también hace oídos sordos a más de diez mil alegaciones", según informó el PSC-PSOE en una nota de prensa.

Así, insistió en que el ministro "no quiere que los ciudadanos se pronuncien sobre las situaciones que les afectan" y recordó que el próximo martes se debatirá en el Parlamento de Canarias esa consulta que plantea el Ejecutivo.

"Sin embargo, el ministro y el PP de Canarias siguen haciendo oídos sordos y prefieren hacerle caso al Consejo de Administración del Repsol que a los canarios", lamentó Julio Cruz, para preguntarse "qué miedo tiene el PP" a que los ciudadanos del archipiélago puedan decidir si quieren o no las prospecciones y "por qué es tan determinante para Soria la opinión del Consejo de Administración de Repsol".

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.