La Consejería de Ganadería del Gobierno regional ha iniciado el reparto de los fondos del Plan de Desarrollo Rural para el presente ejercicio.

El departamento que dirige Blanca Martínez ha publicado esta semana en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) la Orden GAN/3/2014, de 17 de febrero, por la que se convocan y regulan las ayudas financiadas por el Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), incluidas en la solicitud única para 2014.

Según ha explicado el Ejecutivo regional en una nota de prensa, se trata del "principal paquete de ayudas para consolidar la recuperación que se halla en curso en el sector primario", y su importe alcanza casi 52 millones de euros.

La titular de Ganadería ha recordado que 2104 va a ser un "ejercicio de transición", en el que se prorrogarán las ayudas del periodo anterior 2007-2013 hasta que sea aplicable en su totalidad la nueva normativa de la Política Agrícola Común (PAC), que regirá de 2015 a 2020.

Según ha recalcado, Cantabria afrontará este nuevo periodo con un nuevo Plan de Desarrollo Rural (PDR), que estará listo en "junio", y que, según ha insistido, "incluirá una mayor financiación de Fondos FEADER", un 21,5 por ciento más que en el anterior periodo 2007-2013 hasta alcanzar los 98,8 millones.

Martínez ha vuelto a calificar de "magnífico" el resultado de la negociación pues, tras ella, Cantabria se convierte, según ha asegurado, en la segunda comunidad española que más crece, sólo por detrás de Baleares.

Además, ha incidido en que esta cifra puede crecer durante ese periodo ya que se premiará a las comunidades que mejor ejecuten los recursos asignados.

"Cantabria es modelo", ha subrayado la consejera, que ha explicado que se está diseñando un instrumento financiero junto con la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo para aumentar la liquidez de PYMES y autónomos.

La consejera también ha resaltado la limitación de las hectáreas de la superficie máxima sobre la que podrán asignarse derechos de pago básico, así como la flexibilización de los requisitos del pago verde y una "convergencia en el valor de los derechos más progresiva y limitada".

También ha vuelto a hacer alusión, como en días anteriores, al incremento en un 50 por ciento de los pagos acoplados de leche en la PAC, que posibilitará compensar eventuales pérdidas frente al escenario actual cuando se definan los criterios de regionalización y convergencia. De igual modo, ha señalado que el desacoplamiento parcial de la ayuda a nodrizas permitirá que perciba la ayuda el 100% de la cabaña cántabra, frente al 55% actual.

Además, ha destacado el "hito" que, a su juicio, supone que, "por primera vez, las ayudas de la PAC se destinen a perceptores con actividad agraria real". Así, el 20% de sus ingresos habrán de provenir de la venta de sus producciones y no será considerado agricultor activo aquel cuyas ayudas directas supongan más de un 80% del total de sus ingresos agrarios.

Avances para el 2015

La consejera ha apuntado que "todos" los avances se materializarán en 2015 y, por ello, ha señalado que para 2014, debido al régimen transitorio, la Orden publicada en el BOC recoge "a grandes rasgos las mismas pautas" que en 2013.

La Orden establece así los mecanismos para el régimen de Pago único para los titulares de derechos, así como los regímenes de ayudas por ganado vacuno de la prima por vaca nodriza y prima complementaria por vaca nodriza, o ayudas a agricultores (rotaciones de cultivo en tierras de secano, calidad de las legumbres, fomento de actividades agrícolas específicas que reporten mayores beneficios agroambientales en determinadas especies del sector de los frutos de cáscara, o por ejemplo el fomento de la calidad del tabaco, remolacha y algodón).

También se incluyen ayudas para la mejora de la calidad de carne de vacuno, para compensar desventajas específicas que afectan a los agricultores que mantienen vacas nodrizas, para la mejora de la calidad de las producciones de ovino y caprino, o para la mejora de la calidad de la leche y de los productos lácteos.

Finalmente, se prevén ayudas agroambientales (mantenimiento de praderas tradicionales, pastoreo, mantenimiento de razas autóctonas puras, ganadería y apicultura ecológica),, así como las indemnizaciones compensatoria en zonas de alta montaña.

En este sentido, el Gobierno de Cantabria ha incluido a dieciséis municipios más de la comunidad autónoma como potenciales receptores de ayudas: Alfoz de Lloredo, Bárcena de Cicero, Cabezón de la Sal, Cartes, Castañeda, Comillas, Liendo, Meruelo, Penagos, Reocín, Ruiloba, Santoña, San Vicente de la Barquera, Udías, Val de San Vicente y Villaescusa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.