El Gobierno regional ha publicado en el Boletín Oficial de Cantabria el decreto de ayudas al arrendamiento para el periodo 2014-2016, que subvencionan hasta el 40 por ciento del alquiler, con un máximo anual de 2.400 euros, y del que, según las estimaciones del Ejecutivo regional, podrían beneficiarse unas 2.100 familias, mil más que en anterior convocatoria 2009-2012, con una media de unos 160 euros.

Las ayudas están dirigidas a cualquier persona mayor de edad o unidad de convivencia con un contrato de alquiler posterior al 22 de agosto de 2012 —fecha en la que se cerró la anterior convocatoria— de una vivienda por la que no pague más de 600 euros anuales o 6,25 euros el metro cuadrado y cuyos ingresos no superen 3 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) y tampoco sean inferiores a la renta anual que paga por la casa.

Así lo ha detallado este sábado en rueda de prensa el consejero de Obras Públicas y Vivienda, Francisco Rodríguez Argüeso, que ha destacado que Cantabria ha sido la primera comunidad autónoma de sacar este nuevo decreto para el alquiler, aprobado el pasado jueves en Consejo de Gobierno, por lo que ha expresado su "satisfacción" y ha agradecido al equipo de la Consejería su "excelente trabajo" para poder sacar estas ayudas, que podrán solicitarse hasta el 21 de abril de 2014.

El cálculo de los ingresos totales se realiza sumando las casillas 455 y 465 de la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que, en el caso de unidades de convivencia de un solo miembro no debe superar los 24.850 euros; los 26.312 en las de tres; los 29.956 con tres, y los 31.950 las de cuatro.

Las ayudas tendrán una duración de doce meses, con opción de volver a solicitar otro año más, y no podrán pedirlas las personas con otra vivienda en España, salvo que justifiquen que están privadas de su uso por causa ajena a su voluntad; o las que tengan parentesco en primer o segundo grado de consanguinidad o de afinidad con el arrendador. Tampoco deben de ser socios de la sociedad arrendadora.

Además, deben tener su domicilio habitual y permanente en la vivienda y domicilio fiscal en Cantabria.

Según ha explicado el consejero, en esta convocatoria se ha limitado el coste máximo del metro cuadrado con el objetivo que reciba las ayudas quien "más lo necesita" y también, para evitar "picarescas", el precio máximo de renta por metro cuadrado útil de garaje y trastero a 3,75 euros.

Las personas que pidan la ayuda deben de presentar su solicitud, adjuntando, entre otros datos, el contrato de arrendamiento con la referencia catastral y la liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales; y documento que acredite que la unidad de convivencia tiene una "fuente regular" de ingresos anuales superior o igual a la renta de la vivienda.

Tres meses para resolver la solicitud

Tras la presentación de todos los documentos exigidos, se realizará una calificación para decidir si le corresponde o no la ayuda. Las solicitudes deben resolverse antes de que se cumplan tres meses de su presentación, con lo que podrían comenzar a otorgarse en mayo.

Además, el decreto publicado da la posibilidad que las personas que no hayan firmado aún su contrato de alquiler a fecha 21 de abril pero que lo vayan a hacer antes de 3 meses, puedan optar a las ayudas, suscribiendo una declaración de responsabilidad.

Una vez que sea concedida, para cobrar la ayuda, el beneficiario debe de presentar antes del 10 de cada mes el recibo de haber pagado el alquiler el mes anterior.

Según se explica en el folleto editado por el Gobierno de Cantabria sobre este decreto, excepcionalmente, la primera solicitud de ayudas al alquiler podrá comprender todas las mensualidades de rente del año en curso que sean anteriores en el que se realiza.

Un decreto "muy trabajado" y que persigue el "máximo control"

Acompañado por el director de Vivienda, José Antonio González, el consejero ha opinado que se trata de un decreto "muy trabajado", que persigue el "máximo control" en el cumplimiento de los requisitos por parte de los beneficiarios y permite destinar recursos para las personas en los actuales "momentos difíciles".

Ha señalado que, a través de este decreto, el Gobierno regional cumple con su "obligación" de garantizar un vivienda "digna" y promociona el alquiler en un momento en que la compra es de "máxima dificultad".

Rodríguez Argüeso ha explicado que el Gobierno regional aún debe firmar con el Ministerio de Fomento el convenio que permita recibir los fondos del Plan Nacional de Vivienda, si bien ha insistido en que esto no retrasará, gracias al decreto publicado, que los cántabros puedan recibir sus ayudas al alquiler.

El consejero ha explicado que en los actuales Presupuestos regionales, correspondientes a 2014, ya se prevén 4,1 millones de euros para estas ayudas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.