El presidente del PP de la provincia de Valencia, Alfonso Rus, ha defendido este sábado que en el PP "hay muchísima gente honrada pero cuando somos tantos, como en cualquier familia, hay un 1 por ciento de sinvergüenzas" y ha agregado: "a esos les tiraremos porque no nos pueden manchar a todos".

Así se ha manifestado Rus en un almuerzo de trabajo con alcaldes, portavoces y militantes del Camp de Morvedre celebrado en Albalat dels Tarongers, donde ha recordado que "los políticos tenemos la imagen por los suelos y tenemos que salir a la calle y decirle la verdad a la gente".

El dirigente provincial ha subrayado que las políticas "duras" que ha llevado a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy "empiezan a dar sus frutos y nos conducen a un futuro esperanzador que empezamos a ver ahora" y ha indicado que "han pasado dos años desde que cogimos las riendas a nivel nacional pero parece que ha pasado una década porque ha sido muy duro".

"Cogimos un país que era un desastre y la gente llego a querer que nos interviniesen pero nadie era consciente de lo que eso significaba. Rajoy mantuvo el tipo y hemos salido del pozo, pero no lo hemos sabido explicar". A su juicio, puede que el problema del partido sea "no saber transmitir a la gente nuestro proyecto, qué estamos haciendo".

En esta línea, ha incidido en que "con Rajoy, ahora la prima s'ha aprimat, estamos estabilizando la situación, pero si no empieza a bajar la cifra de parados no hacemos nada". Así, ha remarcado la necesidad de "hacer autocrítica porque estamos trabajando mucho pero aún tenemos mucho por hacer".

Así, ha animado a los alcaldes y concejales a "trabajar como hasta ahora" con seriedad y rigor, porque "la gente no quiere tantas infraestructuras, quiere que se les atiendan su servicios básicos". "Es importante hacer una Casa de la Cultura, pero es más importante que se escuche a nuestros vecinos. Tenemos que escuchar a la gente", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.