El obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, mantendrá el próximo jueves, día 27 de febrero, un encuentro con el Papa Francisco en el marco de su primera Visita 'Ad Limina Apostolorum' como prelado de la Diócesis.

Según han informado desde el Obispado en una nota de prensa, Gregorio Martínez Sacristán tendrá, junto con el resto de obispos de la provincia eclesiástica de Valladolid, la ocasión de saludar personalmente al Santo Padre y de presentarle la realidad diocesana de Zamora, además de visitar los dicasterios del Vaticano.

Tal como ha explicado en su artículo quincenal en el último número de la hoja diocesana Iglesia en Zamora, esta visita "ha de ser comprendida como una peregrinación espiritual y pastoral que los Obispos realizamos a la Sede Apostólica, ya que ésta guarda los venerados sepulcros de los príncipes de los Apóstoles: San Pedro y San Pablo, y en esta Iglesia permanece el ministerio petrino en la persona del Papa".

Según el prelado, "la finalidad principal de esta visita consiste en reforzar la unidad eclesial de cada Iglesia local, representada por su Obispo, y la Iglesia primada de Roma, que está presidida por su Obispo".

Así es como se expresa visiblemente "la catolicidad de todas las Iglesias diseminadas por el mundo que, vinculadas a la Sede Romana, forman el único pueblo santo de Dios, viviendo la comunión en la fe, la esperanza y la caridad cristianas".

Con anterioridad a la realización de la Visita 'Ad Limina' el obispo de Zamora ha remitido a la Santa Sede un informe exhaustivo "sobre la configuración, situación, miembros y proyectos de nuestra Diócesis, para que el Pastor Universal conozca nuestra realidad".

El obispo ha explicado también los tres momentos fundamentales de la visita: la peregrinación a las basílicas de San Pedro y de San Pablo Extramuros, el encuentro con el Papa y la visita a los diversos dicasterios de la Santa Sede.

Como constata monseñor Martínez Sacristán, "constituye una novedad, ya que es la primera vez que la realizo personalmente", ya que la última Visita 'Ad Limina Apostolorum' de los obispos españoles tuvo lugar en el año 2005, en los últimos meses del pontificado de Juan Pablo II, y en aquella ocasión acudió por parte de la Diócesis de Zamora su entonces pastor, Casimiro López Llorente, ahora en Segorbe-Castellón.

Consulta aquí más noticias de Zamora.