MI MASCOTA Y YO

.
.
LOLA
Lola Mi mascota llegó a casa un día inesperado y, la verdad, en un mal momento, pero nos saca a diario una sonrisa. Un compañero del trabajo de mi padre (Correos) le dijo que tenía un cachorro. Mi padre, sin comentar nada en casa, aceptó. A las pocas semanas, yendo al trabajo, mi padre murió en accidente de tráfico. A las dos semanas de nuestro dolor, llamaron al timbre y era el compañero de mi padre, con mi Yinca, que apenas abría los ojos. Fue un regalo que mi padre me mandó, desde donde quiera que esté viéndonos, y a su compañero de trabajo, que apenas le conocemos, quiero darle las gracias.

Yinca Soy una bretona blanca y marrón. Llegué a casa de Lola y, aunque a su mamá no le gustan mucho los perros, finalmente me quedé. Me tienen muy, pero que muy mimada. ¿Sabéis?, mi nombre es el que el papá de Lola puso a su primera yegua. Soy muy saltarina, alegre y buena cazadora. Creo que soy una buena terapia para Lola, cuando me mira creo que me está diciendo eso, y me hace muy feliz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento