El secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha comprometido este sábado "en nombre del PSOE" que el primer nuevo centro de salud que construya el próximo Gobierno regional, "como bandera de la reconstrucción del sistema público sanitario de Castilla-La Mancha", será el de la localidad albaceteña de Elche de la Sierra.

Así lo ha manifestado el líder socialista en un acto en esta localidad albaceteña, un municipio que ponía como ejemplo del "desmantelamiento y el despilfarro que supone la gestión del Gobierno de María Dolores de Cospedal en materia sanitaria", ha informado el PSOE en nota de prensa.

"En vez de hacer el centro de salud que necesita Elche de la Sierra, se está pagando un alquiler mensual brutal para tener el consultorio local en unas naves", ha dicho al respecto.

García-Page ha mantenido un encuentro con colectivos sociales y económicos y otro con alcaldes, concejales, militantes y simpatizantes de toda la comarca, donde ha abordado la sanidad y el agua como temas principales.

Respecto a la sanidad, y a preguntas de los medios de comunicación, Page se ha referido a las informaciones conocidas esta semana sobre las denuncias de los médicos del servicio de urgencias del Hospital de Toledo sobre la "saturación y el colapso" del servicio.

En concreto, ha hablado de la reacción del Gobierno, "amenazando con denunciar al PSOE por decir lo que dicen ocho médicos del servicio de urgencias". "Han reaccionado de la peor manera posible".

Sobre este asunto, ha recriminado a la Administración regional que "en vez de pedir disculpas a las familias, en vez de decir que van a investigar a ver qué ha ocurrido con el fallecimiento de dos pacientes, según dicen los médicos, en los pasillos de las urgencias del Hospital de Toledo, lo que hacen es intentar amedrentar y amenazar a los propios profesionales, a los medios de comunicación que se atreven a dar la noticia y al PSOE".

"Yo lo que le quiero decir a Cospedal es que la gente que necesita utilizar el servicio de urgencias de un Hospital público es la gente que no tiene cuentas en Suiza, que la gente que muere en los Hospitales o en las urgencias de los hospitales públicos es la gente que no cobra sobresueldos", ha señalado García-Page.

A juicio del socialista, la Junta "se está cargando en tres años lo que tanto al PSOE le costó construir treinta, como es la Sanidad pública de Castilla-La Mancha".

Así, ha dicho que "los hospitales están atestados, las listas de espera se han disparado, han cerrado camas, han desmantelado servicios, han despedido a miles de profesionales y encima mandan a los pacientes a cientos de kilómetros a la sanidad privada para que hagan negocio".

"traición silenciosa" con el agua

Con respecto al tema del agua, el secretario general del PSOE ha manifestado que se está viviendo una "traición silenciosa del Gobierno de Cospedal, que ha elegido su gorro de secretaria general del PP en vez de su papel como presidenta de Castilla-La Mancha".

"Están aprovechando que la gente está preocupada por lo urgente, por la crisis, por el paro, pero los planes de cuenca que está aceptando el Gobierno de Castilla-La Mancha traerán consecuencias ahora y para las próximas generaciones", ha subrayado.

En todo caso, el líder socialista se ha comprometido a "darle la vuelta a la situación". "Esto se puede cambiar. De hecho, la situación de Castilla-La Mancha con respecto al agua cambiará en cuanto cambie el Gobierno".

Consulta aquí más noticias de Albacete.