Un matrimonio de ancianos fallece arrollado por un tren en Palencia

  • Ha sucedido en la localidad de Monzón de Campos.
  • Renfe apunta la hipótesis del suicidio del hombre.
  • Testigos presenciales mantienen que fue un accidente.
  • El tren destrozó totalmente sus cuerpos.
Operarios de los servicios funerarios trasladan uno de los cadáveres del matrimonio. (Brágimo / Efe)
Operarios de los servicios funerarios trasladan uno de los cadáveres del matrimonio. (Brágimo / Efe)
Brágimo / Efe

Un matrimonio residente en Monzón de Campos (Palencia) perdió el martes la vida arrollado por un tren a su paso por dicha localidad palentina.

Las causas de lo ocurrido serán aclaradas por el Juzgado de Instrucción número 1 de Palencia, ya que mientras Renfe baraja la hipótesis de un intento de suicidio por parte del varón, testigos presenciales de los hechos mantienen que se trata de un accidente.

Los hechos se produjeron sobre las 12.15 horas en la zona conocida como el 'Apeadero del Carrión', en la estación de Monzón de Campos, donde, según informaron fuentes de Renfe, un hombre se acercó hasta un paso a nivel próximo al percatarse de la llegada del tren, en concreto un Talgo número 61 que efectuaba el trayecto entre Madrid y Santander y ocupado por 45 pasajeros.

Una vez en plena vía, siempre según la versión de Renfe, el hombre, Ramón M.M, de 76 años, se tumbó y colocó su cabeza sobre la vía con la intención de esperar la llegada del convoy, escena que al ser observada por su esposa, María F.R, de 75, llevó a esta última a tratar de impedirlo.

Sin embargo, la mujer no pudo lograr su propósito y en su intento por salvar la vida al presunto suicida perdió también la suya, ya que el tren arrolló a ambos y dejó totalmente destrozados sus cuerpos a lo largo de casi 300 metros de la vía.

¿Un accidente?

Frente a esta versión, fuentes de la Guardia Civil, tras tomar declaración a testigos presenciales de lo ocurrido, mantuvieron que la muerte de ambos ancianos pudo deberse a un fatal accidente, si bien no descartaron cualquier otra hipótesis.

La Benemérita hacía así referencia, entre otros, al testimonio aportado por dos transportistas que descargaban carbón "a 50 metros" del apeadero de Monzón de Campos y que aseguraron que el doble atropello no fue fruto de un suicidio.

El hombre tropezó con una rampa que hay y la mujer intentó levantarle

Según ambos trabajadores, el hombre fallecido tropezó cuando paseaba junto a la vía del tren y su mujer, al intentar socorrerle, fue también arrollada por el convoy.

"El hombre tropezó con una rampa que hay y la mujer intentó levantarle. El Talgo pitó varias veces, pero no pudo parar", señaló Carlos, uno de los dos carboneros.

"Juro por el sol que nos ilumina que no es un suicidio", aseguró Milagros, vecina de una casa cercana al apeadero, quien incidió en que el matrimonio fallecido "se llevaba de maravilla y era muy feliz".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento