Munición entregada por ETA.
Fotografía de una imagen de un vídeo difundido por la BBC en la que se muestra parte de las armas y la munición que ETA ha entregado a los denominados verificadores internacionales de la Comisión Internacional de Verificación (CIV), liderada por Ram Manikkalingam. ARCHIVO

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha pedido a los jueces que actúen contra la denominada Comisión Internacional de Verificación (CIV), que ha anunciado que ETA deja "fuera de uso operativo" parte de su armamento, al entender que ha destruido pruebas que podrían esclarecer crímenes sin resolver.

El portavoz del Sindicato Unificado de Policía considera el anuncio de ETA "una tomadura de pelo"El portavoz del SUP, José María Benito, considera "una tomadura de pelo" el anuncio de la banda terrorista al no apreciar "ninguna voluntad de desarme, ni desaparición ni de disolución" de ETA.

"Si los verificadores han inutilizado armas o las han destruido, algún juez tendría que tomar medidas, porque algunas de ellas han podido ser usadas en crímenes de ETA aun sin resolver, lo que supondría la destrucción de pruebas que incriminan a terroristas" afirma Benito.

Por ello, defiende que "la única verificación posible es la que hacen las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, desmantelando los zulos y poniéndolos a disposición judicial".

Todo lo que esté fuera de este escenario, añade el portavoz del SUP, no es más que "una burla" a las víctimas y al trabajo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

La "segunda parte del circo"

La Unión Federal de Policía (UFP) ha calificado de "segunda parte del circo de ETA" el anuncio de la banda terrorista a través de una comisión de verificación de que deja fuera de uso parte de su armamento.

Para la Policía, el presunto "conflicto", no son más que "meros actos de terroristas"En un comunicado, la UFP recuerda que en octubre de 2011 se puso en escena el circo de ETA al organizar en San Sebastián "una especie de romería buscando internacionalizar lo que llaman conflicto cuando en realidad no dejan de ser meros actos de terroristas tipificados en el Código Penal".

"Hoy (en la rueda de prensa de la comisión de verificación celebrada en Bilbao) asistimos al segundo acto de una obra de teatro sin argumentos y sin guión cuyo único sentido es la búsqueda de una publicidad gratuita", añade.

La UFP insiste en que "el final de los actos terroristas pasa por pedir perdón a las víctimas de sus asesinatos, la entrega de todas sus armas y que ayuden a esclarecer los 350 delitos pendientes".

"Mientras, el Cuerpo Nacional de Policía seguirá poniendo a disposición judicial a toda persona que cometa asesinatos u otro tipo de delitos a los que desgraciadamente nos tienen acostumbrados", asegura la UFP, que concluye pidiendo no dar publicidad a quien únicamente se dedica a matar.