La Masella
La Tosa, en la cota más alta de la Estación de La Masella. Masella.com

Entre los municipios de Alp, Das y Urús, la estación de esquí de La Masella tiene su rasgo más característico en el hecho de que está integrada en el paisaje boscoso de los Pirineos Orientales. De hecho, el 80% de su dominio esquiable está cubierto de bosque. Aquí, en esta estación de la Cerdaña, es posible esquiar entre frondosos bosques, por largas pistas señalizadas que parecen estar fuera de pista.

Los 72 kilómetros esquiables de La Masella están entre Alp, Das y UrúsLa Masella tiene 72 kilómetros esquiables. Su cima es la Tosa (2.535 metros), desde donde se ven cotas pirenaicas como el Puigmal, el Carlit y el Puigpedrós. Si el día es claro hasta alcanzaremos a ver los límites de Barcelona: el Montseny, Montserrat y el Tibidabo. Su buena climatología le puede permitir alargar la temporada hasta cinco meses.

En las cotas altas de la estación se puede esquiar entre las murallas de rocas de Coma Pregona y Coma Oriola. Dues Estacions es el lugar de encuentro del esquí y el snowboard, con el imponente Puigmal de fondo y el aliciente de poder divisar algún rebeco.

Aquí se encuentra La Caseta del Snow, un centro de reunión de practicantes de esta modalidad. Este también es el punto donde se conectan las estaciones de La Masella y La Molina. Existe un forfait conjunto, Alp 2500, que permite disfrutar de 130 kilómetros esquiables.

Si dejamos los esquís a un lado, también podemos ver otras maravillas de la Cerdaña. Desde pasear por las callejuelas del Raval o por el barrio viejo de Puigcerdá a Llívia, un pequeño pueblo de historia milenaria que forma parte de España, pero está enclavado en territorio francés.


Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!