Canal de Panamá
Un trabajador camina por la esclusa de Miraflores en el Canal de Panamá. EFE

El Grupo Unidos por el Canal, adjudicatario de las obras de ampliación del canal de Panamá, confirmó este jueves la reanudación de esa obra y expresó su voluntad de terminarla.

El GUPC, liderado por la española Sacyr y la italiana Impegrilo, "reactivó este jueves los trabajos en el tercer juego de esclusas", reza el primer comunicado emitido por ese consorcio desde que a principios de este mes interrumpiera sus negociaciones con la Administración del Canal de Panamá (ACP).

Me llamaron anoche para venir a trabajar, vamos a ver que pasa, de repente nos botan (despiden)El proceso de reinicio de las obras comenzó con lentitud. A primera hora de la mañana, grupos de trabajadores de la ampliación del Canal de Panamá comenzaron a regresar a sus puestos de trabajo a la espera de reanudar las obras tras 15 días de suspensión por parte del consorcio encabezado por la constructora española Sacyr.

La cadena panameña TVN mostró a primera hora de este jueves imágenes de grupos de trabajadores que llegaban a las instalaciones del Grupo Unidos por el Canal (GUPC), en la zona de Cocolí, en la costa del Pacífico.

 Algunos de los trabajadores comentaron que les llamaron anoche, aunque no sabían para que. "Me llamaron anoche para venir a trabajar, vamos a ver que pasa, de repente nos botan (despiden), vamos a ver que pasa", comentó uno de los trabajadores a la televisión local, sin identificarse.

Otro tildó de "decisión acertada" la prevista reanudación de las obras, que se espera que se produzca de inmediato, tras el pacto anunciado este miércoles entre el GUPC y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

"Estamos esperando el pago de todos los salarios de los trabajadores", declaró Héctor Hurtado, un dirigente del sindicato de la construcción que manifestó su satisfacción por la noticia del reinicio de las obras.

Todavía sin acuerdo

No obstante, el administrador del Canal de Panamá, Jorge Quijano, aclaró que aún persiste una falta de acuerdo entre las partes en conflicto.

"No podemos decir que se vaya a dar ese acuerdo (...), estamos haciendo un esfuerzo de buena fe, a ver si se puede terminar la obra con GUPC y no irnos" con otros, afirmó Quijano en una declaración a los medios de comunicación.

Estamos haciendo un esfuerzo de buena fe, a ver si se puede terminar la obra con GUPC y no irnosQuijano explicó que la madrugada del jueves se llegó a "un acuerdo preliminar" con el consorcio GUPC con el objetivo de que se reanudaran las obras, que era "lo primero de la lista" de puntos por negociar antes de llegar a un acuerdo definitivo.

El administrador de la vía indicó que GUPC, liderado por la española Sacyr y la italiana Impegrilo, se había comprometido a que los trabajos continuaran, y que una vez que se ha comprobado que se estaba "removiendo tierra" y comenzado el "relleno de esclusas" podían continuar las negociaciones, para las que volvió a fijar una nueva fecha límite: el 24 de febrero.

Por su parte, el consorcio GUPC expresó en un comunicado su voluntad de terminar la obra.

"GUPC continúa las negociaciones para llegar a un acuerdo a largo plazo que cumpla con el contrato y las leyes aplicables, y proporcione la financiación destinada a la culminación del proyecto en 2015", agrega el comunicado.

La reanudación de las obras fue interpretada por la ACP, según Quijano, como "ese primer paso positivo" para "poder seguir tratando los temas más profundos" y llegar a un acuerdo que se formalice "en los próximos tres días".

Una vez la ACP comprobó que se habían reanudado los trabajos, ordenará "al banco" que este viernes proceda a hacerle efectivo al GUPC unos 36 millones de dólares para que cuente con liquidez los próximos días y pague a "trabajadores, subcontratistas y suplidores".

Quijano dejó claro que a pesar de este "preacuerdo" de buena fe para evitar que continúe el paro en las obras "todavía está en efecto la carta de suspensión" en la que GUPC anunciaba el cese de labores y que "su carta de cese de contrato todavía está vigente".

Insistió en que podría pasar lo mismo que la semana pasada, cuando las partes habían llegado a un acuerdo "pero al (tratar de) plasmarlo en papel, encontramos que no había acuerdo".

Pero, por lo pronto, se "han reanudado las obras (...), lo que trae mucha paz al país, para nosotros era primordial, esperamos seguir adelante atendiendo las diferencias", añadió.

Dudas de Martinelli

Por su parte, el presidente panameño, Ricardo Martinelli, puso en duda el reinicio de las obras y aseguró que hay diferencias entre las empresas del consorcio a cargo de los trabajos.

"Hoy salió la noticia de que se están reanudando los trabajos del Canal (de Panamá), sin embargo eso no es del todo cierto", dijo el mandatario a los periodistas durante un acto público.

Aunque aclaró que prefería que se le preguntara a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) del asunto, Martinelli afirmó que "parece ser que hay alguna diferencia interna entre los distintos contratistas".