El Granadal permitirá que los bomberos lleguen antes

El segundo parque de bomberos de Córdoba dará cobertura a la mitad este de la capital. El Ayuntamiento ampliará el personal en 20 puestos más.
Los tubos de escape expulsan el humo, mediante unos conductos, fuera de la cocheras (R. Serrano).
Los tubos de escape expulsan el humo, mediante unos conductos, fuera de la cocheras (R. Serrano).
La ciudad de Córdoba cuenta desde ayer con su segundo parque de bomberos. El del Granadal, situado en la avenida del Zafiro, prestará servicio las 24 horas del día y atenderá unos 2.000 servicios al año, según las previsiones del jefe del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamentos (SEIS), Juan Rubio.El nuevo complejo dará cobertura al 50% de las emergencias de la capital, disminuyendo el tiempo de respuesta a las llamadas de  unos 150.000 cordobeses residentes en la mitad este de la ciudad. Si ahora algunos servicios se atienden en 5 ó 6 minutos, con el nuevo parque «se llegaría a algunas zonas en menos de dos minutos», aseguran fuentes del Cuerpo. No obstante, el parque central seguirá en Vistalegre, que ha visto cómo se han trasladado al Granadal un 30% de sus efectivos.

Abierto tras seis años

El parque del Granadal llevaba cerrado desde 2001 y ha sufrido desde entonces diversas modificaciones para convertirlo en un parque activo las 24 horas. En él, trabajarán 13 personas en cada turno, aunque el Ayuntamiento anunció ayer que está previsto que en un plazo de ocho meses se convoquen al menos 20 plazas nuevas de bomberos.

Las instalaciones, en las que el Consistorio ha invertido 800.000 euros, cuentan con la más moderna tecnología. El complejo se divide en dos edificios: el primero, para el personal, con comedor, cocina y gimnasio; y el otro, para vehículos. Además se ha construido una torre de prácticas de tres plantas donde los bomberos pueden ensayar rescates y salvamentos en edificios de altura.

Los bomberos opinan

Antonio Vizcaíno. Bombero. 29 años.

«Ahora llegaremos antes a muchas partes de la ciudad. Estamos contentos, han puesto respiradores en los camiones para no tener que tragarnos su humo cuando arrancan. No obstante, haría falta más personal».

Antonio Osuna. Bombero. 34 años.

«La torre de prácticas está muy bien, ahora los ensayos que hagamos serán más reales. Con estas instalaciones daremos una respuesta más eficaz al ciudadano. La plantilla tendría que ampliarse en la mitad de personal».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento