Lola Herrera se reencuentra con las Delicias para dar nombre a una plaza
La actriz dirige unas palabras a los vecinos de las Delicias, que se mostraron muy cariñosos con ella. (Eduardo Margareto/Ical).
Lola Herrera nació en los alrededores de la plaza de Toros y se crió en el número ocho de la calle Arca Real.  «Ver hoy mi nombre en esta plaza es una manera de volver al barrio del que en mis recuerdos nunca me fui», expresó ayer visiblemente emocionada.
Acompañada por familiares, amigos y medio millar de vecinos, Lola Herrera inauguró la superficie que lleva ya su nombre y que cubre el aparcamiento de Arca Real, con 265 plazas para los vecinos de la zona.

Fue la Asociación Familiar Delicias quien, a petición vecinal, propuso hace cuatro años al Ayuntamiento rendir este homenaje a la actriz que cuenta ya con 71 años sin olvidarse de «las tertulias de silla y botijo, donde reinaba el buen humor» que vivió de niña.