Los Mossos d'Esquadra han informado este jueves que anoche detuvieron a dos jóvenes por su presunta participación en los hechos vandálicos cometidos durante una manifestación convocada para protestar por el desalojo de la Carbonería, una casa okupada del distrito del Eixample de Barcelona, informa la policía catalana.

La investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detencionesLos Mossos detuvieron a dos jóvenes de 23 y 26 años, de nacionalidad española y vecinos de Barcelona, en relación con su participación en los disturbios que tuvieron lugar durante la manifestación no comunicada de ayer miércoles contra el desalojo de La Carbonería, efectuado al mediodía. Los detenidos habrían participado en el lanzamiento de objetos contundentes a los efectivos policiales y en daños a los vehículos policiales.

También se les relaciona con destrozos en establecimientos, la quema de contenedores y con daños en el mobiliario urbano. La manifestación no comunicada se convocó ayer a las 20.30 horas a raíz del desalojo que aconteció durante la mañana por orden judicial de la casa ocupada La Carbonería.

La manifestación congregó a unas 700 personas que se manifestaron desde la plaza Universidad hasta la calle Floridablanca con la calle Comte d'Urgell, donde se encuentra La Carbonería.

Edificio de un banco

En el transcurso del recorrido tuvieron lugar una serie de actos vandálicos y agresiones por parte de varios manifestantes que se amparaban en la masa para actuar de manera violenta. La agresividad de un pequeño grupo de personas hizo que los agentes utilizaran, en una ocasión, el cañón de sonido para dispersarlos.

Los agentes de los Mossos utilizaron
el cañón de sonido
Los violentos causaron daños a doce entidades bancarias y a otros establecimientos, sabotearon mobiliario urbano, quemaron varios contenedores de basura y lanzaron objetos contra furgonetas policiales, según los Mossos. La investigación policial continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones durante los próximos días.

Los Mossos desalojaron ayer el edificio de La Carbonería de Barcelona, que llevaba okupado desde 2008, e identificaron a las quince personas que había en su interior, dos de las cuales se colgaron durante más de una hora de la fachada para evitar la intervención policial.

El edificio fue desalojado por orden de la juez a instancias de la inmobiliaria FBEX Promo y de Barckays Bank -que se quedó la inmobiliaria cuando quebró-, que ya han recuperado las llaves de la propiedad.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.