El Gobierno ucraniano y los manifestantes declaran una tregua para negociar

Agentes antidisturbios forman un cordón de seguridad frente a los miles de manifestantes antigobierno mientras prosiguen las protestas en la Plaza de la Independencia, en el centro de Kiev (Ucrania).
Agentes antidisturbios forman un cordón de seguridad frente a los miles de manifestantes antigobierno mientras prosiguen las protestas en la Plaza de la Independencia, en el centro de Kiev (Ucrania).
EFE/Alexey Furman

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, y la oposición acordaron este miércoles una tregua en medio de los desórdenes violentos que estallaron en Kiev, se propagaron por el Oeste del país y han dejado 26 muertos.

La Presidencia ucraniana ha hecho el anuncio después de una reunión entre Yanukóvich, el presidente de la Rada Suprema, Volodimir Rybak, la ministra de Justicia en funciones, Olena Lukash, y los líderes opositores Arseni Yatseniuk, Vitali Klitschko y Oleh Tiahnibok, señalando que las negociaciones intentarán poner fin al derramamiento de sangre "por el bien del país".

"Hay buenas noticias. Ahora se ha declarado una tregua y ha comenzado un proceso negociador para la estabilización de la situación", afirmó Yatseniuk, líder del principal partido opositor, Batkivschina. Además, destacó que "se han cancelado el previsto asalto y la dispersión" del Maidán o plaza de la Independencia de Kiev, donde se concentran varios miles de manifestantes opositores desde hace casi tres meses.

"Después del encuentro de hoy podemos afirmar con seguridad que no dispersarán nuestro Maidán. Lo principal es conservar la vida humana", destacó.

Yatseniuk aseguró que las fuerzas de seguridad tenían previsto declarar el estado de excepción y ordenar la dispersión violenta del Maidán. Según la prensa local, los opositores persuadieron al presidente de que el desalojo del Maidán por la fuerza ocasionaría numerosas víctimas mortales.

Unas horas antes Yanukóvich había asegurado que los dirigentes opositores "se pasaron de la raya cuando llamaron a la gente a las armas". "Y eso es una clamorosa violación de la ley. Y los criminales deben comparecer ante la Justicia, que determinará su castigo", señaló.

Mientras, los opositores niegan que llamaran a la gente a alzarse en armas ya que "la muerte de cada persona es una tragedia". "Los trágicos sucesos del 18 de febrero no son un guión escrito por la oposición política ucraniana, que ha sido, es y será partidaria exclusivamente de formas de protesta pacífica", señala un comunicado emitido por los tres partidos opositores con representación parlamentaria.

Las fuerzas de seguridad ucranianas anunciaron este miércoles planes de lanzar una operación antiterrorista en todo el territorio nacional ante la escalada de la confrontación nacional.

El presidente ucraniano se entrevistará este jueves con los ministros de Exteriores de Alemania, Francia y Polonia, que viajaron con urgencia a Kiev para frenar la violencia armada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento