Un vídeo grabado a pie de playa por la Guardia Civil demostraría disparos "incorrectos"

  • Guardias civiles de la Agrupación de Reserva y Seguridad grabaron vídeos desde la playa de los momentos más tensos de la tragedia.
  • Hasta ahora solo se conocía la existencia de grabaciones desde las cámaras fijas del perímetro fronterizo.
  • "El ruido y el humo provocados por los antidisturbios y que se plasman en esos vídeos son escandalosos", señalan a 20minutos fuentes de la Guardia Civil.
  • El juez ha pedido todas las grabaciones disponibles que tenga la Guardia Civil para esclarecer si hubo irregularidades en la actuación de los agentes.
  • El capitán al mando del operativo ya ha declarado ante la Policía Judicial que investiga el caso.
  • El Convenio SOLAS de la ONU prioriza el rescate en el mar frente a la protección de las fronteras.
  • Exclusiva de 20minutos.
Efectivos de la Guardia Civil recuperando el cadáver de un subsahariano en Ceuta.
Efectivos de la Guardia Civil recuperando el cadáver de un subsahariano en Ceuta.
EFE

El juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta reclamó este lunes a la Guardia Civil todas las imágenes que tenga sobre lo que pasó la noche del 5 al 6 de febrero en la playa del Tarajal de Ceuta, el intento de entrada en la ciudad autónoma de un importante grupo de subsaharianos que terminó con 15 víctimas. Los 8,2 kilómetros de perímetro fronterizo que separan Marruecos de Ceuta cuentan con 37 cámaras. Las más cercanas al espigón de la playa fueron las que grabaron todo lo ocurrido, entre las 5.45 horas y las 9.30 horas. Pero no son las únicas grabaciones. Guardias Civiles del Módulo de Intervención Rápida de la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS) de la Guardia Civil grabaron desde la playa los incidentes más dramáticos, según han explicado a 20minutos fuentes de la Guardia Civil.

La Policía Judicial de la Guardia Civil ha abierto una investigación y ya ha llamado a declarar al capitán que estaba al mando esa madrugada de los efectivos destinados para repeler a los inmigrantes que intentaban nadar hacia la playa ceutí. Esas imágenes deberían ser aportadas también al juez. El informe que haga la Policía Judicial también será entregado al juez, que con toda seguridad llamará a declarar al capitán. Hay muchos minutos grabados, señalan las mismas fuentes, y en algunos momentos "el ruido y el humo provocados por los elementos antidisturbios" utilizados por los agentes en la playa "son escandalosos". No se descarta que el capitán sea imputado en breve, señalan las mismas fuentes.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, declaró en sede parlamentaria la semana pasada que la Guardia Civil disparó al agua, no para repeler a los inmigrantes que nadaban hacia la playa, sino para disuadir a los nadadores y crear una "traza fronteriza" en el agua. Siempre se disparó a una distancia prudencial, dejando 25 metros entre los nadadores y los impactos. La prueba de que no se disparó a dar, señaló el ministro, es que 23 inmigrantes consiguieron cruzar esa "traza fronteriza" y llegar a nado a la playa ceutí. "Siempre se dispara al aire para que los proyectiles antidisturbios tengan más alcance, pero no es descartable que se realizara algún disparo tenso, es decir, apuntando a los nadadores. Las imágenes, algunas poco nítidas por el humo, aclararán todo", señalan las mismas fuentes.

La solicitud de las imágenes por parte del juez tiene el apoyo de la Fiscalía. La Guardia Civil entregará todas las imágenes, "todas" ha recalcado un portavoz, en "pocas horas". Por su parte, la Mesa del Congreso ha tramitado este martes la petición de Izquierda Plural y el PSOE de que el Ministerio del Interior remita a la Cámara las grabaciones íntegras del perímetro fronterizo de Ceuta. Habrá que ver si las grabaciones llegan al Congreso, ya que el caso está judicializado tras la denuncia de varias ONG.

Cadáveres flotando en el lado marroquí

El capitán al mando en la playa ha declarado a la Policía Judicial que todos los cadáveres que detectaron estaban flotando en el lado marroquí de la playa. Viendo esos cadáveres, es decir, sabiendo que había víctimas en el agua, ¿La Guardia Civil debería, como hizo, haber empezado a disparar al agua para dispersar a los nadadores?, ¿o debería haberles auxiliado?, teniendo en cuenta que tenía dos embarcaciones en el agua. "Todo parece indicar que a lo mejor no se actuó de la manera más correcta", señalan fuentes de la Guardia Civil que han visto muchas de las grabaciones.

El propio ministro señaló en el Congreso que "el equilibrio no sólo no es fácil, sino que es extraordinariamente complejo. El Protocolo contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, mar y aire, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (Convención de Palermo), adoptado por la Asamblea General de Naciones Unidas el 15 de noviembre de 2000, parte de un explícito reconocimiento de esta complejidad y trata de conjugar las políticas públicas para hacer posible el mejor equilibrio entre dos vectores: el de la necesaria protección de los derechos fundamentales de los migrantes y el de la eficaz política de prevención y combate contra las redes de tráfico de seres humanos. Precisamente en este difícil equilibrio, el Protocolo es claro en su artículo 11, cuando establece que los Estados parte reforzarán, en la medida de lo posible, los controles fronterizos que sean necesarios para prevenir y detectar el tráfico ilícito de migrantes".

No obstante, el ministro obvió en sus jurídicas explicaciones que el Convenio SOLAS, también de la ONU, prioriza el rescate en el mar antes que la protección de las fronteras. "Son dos protocolos con el mismo nivel jurídico, el de Palermo y SOLAS, por eso el ministro habla de equilibrio", señalan fuentes jurídicas de la Benemérita, que aseguran que la agencia europea de fronteras Frontex prioriza el rescate frente a la salvaguarda de las fronteras. El Consejo Genenal de la Abogacía Española también ha criticado la explicación jurídica del ministro.

Cadena de mando

Jorge Fernández no citó el Convenio SOLAS, pero sí dijo que la "acción de vigilancia, contención y rechazo [contra los inmigrantes] debería ejercerse en la mar, sobre una línea imaginaria, prolongación del espigón, que represente el límite fronterizo". Incluso señaló que no pudo iniciarse una operación de rescate porque los inmigrantes estaban en aguas marroquíes y Marruecos no pidió la intervención de la Guardia Civil. También reconoció que "el empleo legítimo y razonable de la fuerza, llevada a cabo en el escenario marítimo, supone un grave peligro para la integridad física de los inmigrantes y de los propios agentes encargados de la vigilancia". A pesar de ello, se utilizaron medios antidisturbios. La Guardia Civil tampoco avisó a Salvamento Marítimo.

La oposición en el Congreso también quiere saber quién componía la cadena de mandos esa madrugada y esa mañana en Ceuta. El ministro ya apuntó en su comparecencia que "bajo las órdenes y supervisión directa tanto del Oficial al mando como del Capitán Jefe de la Compañía que realiza los servicios de impermeabilización fronteriza y con la finalidad de cortar la progresión de los inmigrantes y evitar que entraran en zona española, se delimitó un área mediante medios antidisturbios". No obstante, las fuentes antes mencionadas quieren dejar claro que "el capitán no actúa sin las órdenes del teniente coronel, y este sin las órdenes del Delegado del Gobierno".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento