El médico acusado de contagiar la hepatitis C a 276 pacientes insiste en su inocencia en la última sesión del juicio

  • Este lunes concluyó la última sesión del jucio.
  • Ha quedado visto para sentencia.
  • El anestesista asegura que convencería a sus pacientes de su inocencia si "pudiera hablar con ellos uno a uno".
Juan Maeso (Archivo)
Juan Maeso (Archivo)
Archivo
El anestesista Juan Maeso, acusado del contagio masivo de hepatitis C a 276 pacientes en varios hospitales de Valencia, pidió este lunes la
absolución de los delitos que se le imputan y aseguró que si pudiera hablar "uno a uno" con todos los afectados,
les convencería de su inocencia.

Maeso intervino en la última sesión del juicio contra él que se inició el 12 de septiembre de 2005 en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia y que ha quedado visto para sentencia tras más de 17 meses de duración.

El acusado afirmó que ha sido "médico vocacional" y que en los años que ha trabajado como anestesista sólo se ha preocupado de los enfermos, por lo que pidió al tribunal que le devuelvan el pasaporte para seguir manteniendo su "estrecha relación" con la medicina, aunque sea en otro país si España le "desecha".

276 delitos de lesiones

A Maeso se le imputan 276 delitos de lesiones y dos de homicidio imprudente.  La acusación considera que el médico se administró anestésico como estupefaciente mientras padecía hepatitis C.

Después, habría usado el mismo material quirúrgico para inyectar a los pacientes los anestésicos que precisaban.

Hace siete años y medio

En 1998, el entonces consejero de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Joaquín Farnós, destapó el caso que se descubrió a raíz de la aparición de varios casos de hepatitis C en una misma empresa en los que se observó un nexo en común, que finalmente llevó a Maeso y al descubrimiento de otros casos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento