Este jueves se cumplen 28 meses desde que ETA anunciara el "cese definitivo de su actividad armada". Un día después, el viernes 21, la banda terrorista puede dar un paso más en el proceso iniciado hace más de dos años coincidiendo con la visita al País Vasco de los llamados verificadores internacionales, un grupo que dirige Ram Manikkalingam, asesor del presidente de Sri Lanka en sus negociación con el grupo guerrillero de los Tigres Tamiles. La Comisión Internacional de Verificación (CIV) hará ese mismo día un anuncio importante. ETA ha trasladado a los verificadores la ubicación de algunos de sus zulos y está previsto, según han informado a 20minutos fuentes de la lucha antiterrorista, que incluso se muestre un vídeo en el que uno o varios de esos zulos son sellados para que no puedan ser utilizados, algo parecido a lo que hizo en su día el IRA. En su último comunicado, el 8 de febrero, ETA ya anunció que haría "aportaciones significativas" al proceso "sin tardar".

Ya sea dando a conocer la ubicación de algunos zulos o mostrando el sellado de algunos depósitos de armas, ETA lleva ya varios meses diseñando gestos hacia el desarme, algo que en reiteradas ocasiones le habían pedido los verificadores, la izquierda abertzale y el Gobierno vasco. De hecho, la Comisión de Verificación amenazó hace un año con dejar de intermediar en este proceso si ETA no escenificaba esos gestos de desarme. Como ya publicó este diario en septiembre de 2013, ETA barajó la posibilidad de entregar entre siete y diez zulos, la mayoría ya 'quemados' por las Fuerzas de Seguridad y, por tanto, inservibles para la banda. El debate en el seno de la dirección etarra ha sido: ¿A quién entregar los zulos?, ¿y qué zulos?

"ETA no va a dar información relevante sobre sus zulos que les deje sin ninguna capacidad logística" Fuentes antiterroristas consultas creen, no obstante, que el gesto de ETA será simbólico, un primer paso hacia el desarme. "No van a dar información relevante sobre sus zulos que les deje sin ninguna capacidad logística", explican las mismas fuentes. La banda aún conserva una importante red de zulos, en España y en Francia, y los servicios antiterroristas barajan desde hace tiempo la posibilidad de que ETA entregue algunos depósitos en suelo español. En este sentido, ETA habría dividido sus zulos en dos tipos: los "muestrarios" y los "operativos". Los primeros son los que entregaría, con algunas armas y explosivos. Los segundos también guardan armas y explosivos, además de documentación falsa y dinero.

Los verificadores llegan al País Vasco con la intención de dar noticias muy positivas, a pesar del malestar que provocó en la reducida cúpula de ETA la detención a principios de enero de los ocho abogados que hacían de enlace entre ETA y el colectivo de presos. Tampoco habrá sentado nada bien a la dirección etarra el arresto este domingo en México de los históricos etarras Juan Jesús Narváez Goñi e Itziar Alberdi Uranga, que llevaban 22 años huidos y que están acusados de ser los terroristas que mayor número de asesinatos acumulan entre los reclamados por la Justicia, concretamente 18. Este lunes han llegado a España.

Arsenal etarra

ETA, con el número de militantes clandestinos en Francia más bajo de su historia, ha unificado sus aparatos militar y logístico para ahorrar y ser más operativa. La red de zulos estaría controlada por los etarras Joseba Reta de Frutos, alias Zukaitz; y Xabier Goyenechea, alias Goyele. En mayo de 2013, la Guardia Civil daba un golpe durísimo a la estructura logística de ETA. Entonces era detenidos seis etarras en Francia, que formaban tres 'taldes' (grupos), que desempeñaban funciones básicas en la clandestinidad. Un 'talde' se encargaba de la falsificación de documentos, otro del robo de coches y el tercero de los zulos.

El arsenal actual en poder de ETA es una incógnita. Hay informes de los servicios antiterroristas que intentar estimar el potencial militar de la banda terrorista. La Subdirección Antiterrorista (Sdat) de la Policía francesa cree que ETA tiene 252 pistolas, 1,3 toneladas de polvo de aluminio (elemento fundamental del destructivo amonal), cantidades indeterminadas de otros componentes de explosivos (como clorato sódico y nitrometano), unas 300 armas largas y 28.000 matrículas que robaron en Francia.

Entre su arsenal destacan 252 pistolas, 1,3 toneladas de polvo de aluminio y unas 300 armas largas Entre todo ese armamento destacan pistolas Star 28PK, pistolas semiatomáticas Sig Sauer P228 y P226, pistolas FN-Herstal y revólveres Smith & Wesson. Estos últimos son de las que más tiene. Aún puede tener en su poder escopetas italianas Franchi y subfusiles UZI y Mat. Hace mucho tiempo que los terroristas no utilizan subfusiles en atentados, por lo que no es de extrañar que muchos de estos modelos estén ya obsoletos formen parte de las armas que se entreguen en este primer gesto de desarme, señalan las mismas fuentes. Para sobrevivir económicamente después del abandono definitivo de la violencia y del cese del 'impuesto revolucionario' (una de sus antiguas fuente de ingresos) ETA empezó a vender en 2012 armas en el mercado negro internacional, pero solo se detectaron ventas puntuales.

Todas las fuentes consultadas tienen claro que esta primera entrega parcial de armas intentará buscar movimientos en el Gobierno español, que hasta ahora no se han producido. Un desarme total (la disolución no se contempla) estará condicionado a las concesiones del Ejecutivo de Mariano Rajoy. La principal de estas concesiones, la flexibilización de la política penitenciaria y el fin de la dispersión en las cárceles. El Colectivo de Presas y Presos Políticos Vascos (EPPK en sus siglas en euskera) ya anunció este domingo en el diario Gara que sus integrantes van a empezar a solicitar de modo inmediato y de modo individual su acercamiento a las cárceles del País Vasco.