El Museo Etnográfico Extremeño 'González Santana' de Olivenza (Badajoz) exhibe (del 13 de febrero al 9 de marzo) 28 láminas taurinas de Pedro Escacena Barea, dedicadas al diestro Curro Romero.

En ellas se descubre cómo el artista piensa, siente e interpreta la pintura como si fuese un torero, entre otras razones porque Escacena tiene "alma de matador de toros".

La colección pertenece a Antonio Lavado Gragera, vecino de la localidad pacense de La Zarza de Alange, donde nació en 1938. Se aficionó al mundo del toro desde muy pequeño, acompañando a su padre a todas las corridas que se celebraran en Mérida (Badajoz).

Fruto de esta afición surge, hace más de veinte años, su interés por coleccionar estas láminas, que adquiere a través de la Peña Taurina Curro Romero, de Camas, Sevilla, informa en nota de prensa el museo oliventino.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.