La alcaldesa de Jerez de la Frontera (Cádiz), María José García-Pelayo (PP), ha afirmado que la investigación abierta por la Fiscalía por la presunta comisión de un delito de fraude fiscal en la contabilidad de Gestión Circuito de Jerez, S.L. es un procedimiento "ajeno" tanto al Ayuntamiento como a la Junta de Andalucía, al corresponder a la sociedad privada que explotó el complejo deportivo hasta el 31 de mayo de 2012. En cualquier caso, ha ofrecido al Ministerio Público su "colaboración" en todo lo que precise.

En declaraciones a los periodistas, la regidora ha indicado que si hubiera sabido antes de las supuestas irregularidades "lo hubiera puesto en conocimiento del Ministerio Fiscal", recalcando que el Consistorio "colaborará con la justicia en cualquier información que se requiera".

En este sentido, ha explicado que la Fiscalía ha reclamado copias de varios contratos relativos a la concesión, así como datos de la explotación de los ingresos generados en el periodo 2009-2011, que han sido entregados.

No obstante, la regidora 'popular' ha lamentado no poder colaborar con la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) en cuanto al requerimiento de documentación sobre el aforo del circuito, número de asistentes a los grandes premios y ventas de entrada "por no disponer de esta información", ya que ha aclarado que en esas fechas el Consistorio, a través de la empresa municipal Cirjesa, no participaba en la gestión de los espectáculos deportivos.

Finalmente, la alcaldesa ha defendido la "total transparencia" en la gestión actual del trazado de velocidad que el Consistorio jerezano asumió en 2012 y ha indicado que el sistema para la venta de entradas para este tipo de eventos desde entonces "está muy controlado".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.