Billetes
Billetes de 500 euros. ARCHIVO

La economía francesa creció un 0,3% en el cuarto trimestre de 2013, gracias al consumo privado y muy particularmente a la recuperación de la inversión tras dos años consecutivos de caída. Esto deja la subida del Producto Interior Bruto (PIB) en el conjunto del año en ese mismo porcentaje. Una décima más, un 0,4%, creció la economía alemana en los tres últimos meses del año, dato que igualmente se repite para la totalidad del ejercicio.

Así, Alemania y Francia, las dos mayores economías de la zona euro, crecieron a un ritmo ligeramente mayor de lo esperado en los tres últimos meses del año

El Instituto Nacional de Estadística (INSEE) de Francia aprovechó para corregir al alza las cifras del primer y del tercer trimestre en los que, según sus nuevos cálculos, la economía francesa no retrocedió como había anunciado anteriormente, sino que se mantuvo estancada.

De acuerdo con las nuevas cifras, la subida del 0,3% en todo 2013 —tras un 0% en 2012— se descompone en un 0% entre enero y marzo, un +0,6 % entre abril y junio, un 0% entre julio y septiembre y un +0,3% entre octubre y diciembre.

El Gobierno francés estima un crecimiento del 1% para 2014En el cuarto trimestre, lo más significativo fue el incremento del 0,6% de la inversión después de caídas sucesivas desde finales de 2011. También el repunte del 0,5% del consumo, tras el ascenso del 0,1% en el tercer trimestre. Sumados estos dos elementos, la demanda interna contribuyó con cinco décimas al PIB de los tres últimos meses del pasado ejercicio.

En el conjunto del ejercicio, el consumo privado se incrementó un 0,4% mientras que la inversión retrocedió un 2,1%, lo que significó que la demanda interna contribuyó al crecimiento global de la actividad del país con dos décimas. La variación de existencias aportó una décima suplementaria, mientras que el comercio exterior restó una.

Comparaciones

En una primera reacción, el ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, puso el acento en que el alza constatada en el último trimestre equivale, en ritmo anual, a un incremento del 1%, que es su previsión "realista" para 2014.

En una entrevista en televisión, Moscovici subrayó que la cifra del cuarto trimestre es superior al 0,1% que sus servicios habían anticipado: "No es suficiente, pero muestra la resistencia, la fuerza de nuestra economía, que es una gran economía". El ministro reconoció no obstante que "con un 0,3% nadie se puede satisfacer" porque "si se quiere crear empleo, hay que crecer más del 1%".

También comparó el dato francés con la subida del 0,4% de Alemania en ese periodo y con una cifra que avanzó que será peor que la francesa en el conjunto zona euro para 2013.

La Oficina Federal de Estadística (Destatis) alemana corrigió también al alza una primera estimación en la que había calculado un crecimiento en torno al 0,25% para el PIB en los últimos meses de 2013.

Con respecto al cuarto trimestre de 2012, el PIB creció el 1,3%. El crecimiento se aceleró, según Destatis, por el comercio exterior, mientras que las inversiones públicas mantuvieron el nivel del trimestre anterior y el consumo privado bajó ligeramente.