Cinco detenidos en Pinto por simular ser víctimas de robos para cobrar la indemnización

  • Varias denuncias de robo fueron investigadas por los agentes, resultando sospechosas las pruebas de los robos, como butrones o puertas forzadas.
  • En principio los detenidos no tienen relación entre sí, y se les acusa de simulación de delito, estafas a aseguradoras, daños y hurto de vehículo a motor.
Robo por el procedimiento del butrón.
Robo por el procedimiento del butrón.
AGENCIAS

La Guardia Civil ha detenido en Pinto (Madrid) a cinco personas que simularon haber sido víctimas de robos y que formularon denuncias falsas con la finalidad de obtener una indemnización económica indebida de diferentes compañías aseguradoras, informan fuentes de este Cuerpo.

Los hechos se han producido a lo largo de un año y medio sin que se haya podido demostrar relación alguna entre los autores, que están acusados de denuncia falsa por simulación de delito, estafas a entidades aseguradoras, daños y hurto de vehículo a motor en Pinto.

La investigación se inició cuando se recibieron dos denuncias de sendos talleres de un mismo propietario afincado en esta localidad en las que manifestaba haber sido víctima de dos robos, uno por el procedimiento del butrón y otro por el del alunizaje.

Los agentes realizaron las correspondientes inspecciones de los talleres y tuvieron claras sospechas de que los hechos no se habían producido o al menos no habían tenido lugar tal y como el denunciante manifestó.

Los investigadores lograron obtener información de la compañía aseguradora, que demostró que los hechos por los que el propietario recibió más de 48.000 euros en concepto de indemnización eran totalmente simulados.

El tercer caso se produjo en otro taller mecánico de la localidad cuando denunciaron un supuesto robo con fuerza por el procedimiento del butrón. En la inspección se determinó que el butrón se había producido desde el interior de las instalaciones y por tales hechos el propietario recibió más de 22.000 euros de la compañía aseguradora.

De manos de una ciudadana china vino el cuarto caso cuando acudió al cuartel de la Guardia Civil a denunciar un robo de efectos valorados en 10.000 euros tras ser forzada supuestamente la cerradura. De la inspección ocular se dedujo que el cerrojo había sido forzado con la puerta abierta. El quinto caso se produjo en un domicilio y el sexto en un trastero.

Los autores denunciaron daños en las puertas de acceso pero los agentes detectaron que los signos de fuerza que tenían las puertas no habrían sido suficientes para acceder al interior y comprobaron que la reclamación que habían hecho los propietarios era desproporcionada y que recibieron 1.800 y 1.621 euros, respectivamente.

De este modo fue posible determinar que los hechos no se habían realizado por delincuentes comunes sino por simulación en la mayoría de los casos o sobrevaloración en la reclamación.

Las detenciones se produjeron una vez que se iba teniendo pruebas suficientes para proceder a la imputación formal de cada uno de los denunciantes de los hechos. Los detenidos son cuatro varones y una mujer con edades comprendidas entre 36 y 47 años y vecinos de Pinto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento