El Pentágono ha creado un grupo especial para planificar un ataque con bombas contra Irán, que entraría en funcionamiento en un plazo de 24 horas tras recibir la luz verde del presidente estadounidense, George W. Bush.

El grupo creado depende del Estado Mayor conjunto de Estados Unidos

En la edición que publicará el próximo 4 de marzo el semanario estadounidense The New Yorker, adelantada hoy por diversos medios de comunicación estadounidenses, la publicación subraya que el grupo creado depende del Estado Mayor conjunto de Estados Unidos.

"Hemos sido muy claros", pero "no tenemos prevista una guerra"

Sin embargo, Bryan Whitman, un portavoz del Pentágono, indicó que "Estados Unidos no tiene previsto ir a la guerra con Irán. Sugerir cualquier cosa en contra está mal y es equívoco".

EEUU ha sido "muy claro en relación a sus preocupaciones en relación a las actividades específicas del Gobierno iraní. El presidente ha reiterado públicamente que trabajaremos con nuestros aliados en la región para tratar estas preocupaciones a través de los esfuerzos diplomáticos", agregó.

El semanario, que cita como fuente a un alto oficial del ejército, indica que el grupo especial fue creado especialmente hace unos meses para centrarse en la planificación de la destrucción de las instalaciones nucleares iraníes y desbancar al gobierno iraní.

Identificación de objetivos que ayuden a la insurgencia iraquí

Sin embargo, recientemente había recibido la tarea de identificar objetivos en Irán que estarían implicados en suministrar o ayudar a militantes en Irak, de acuerdo a un asesor de las Fuerzas Aéreas y un consultor del Pentágono, citados, bajo anonimato, por "The New Yorker".

Pese a que oficialmente se desmiente, Bush no aclara las dudas y afirma que "todas las opciones están sobre la mesa"

El vicepresidente de EEUU, Dick Cheney, manifestó ayer en una conferencia celebrada en Sydney y tras reunirse con el primer ministro australiano, John Howard, que "todas las opciones están sobre la mesa" respecto a Irán.

"Yo lo he señalado y el presidente (George Bush) también lo ha señalado, que todas las opciones están aún sobre la mesa ... y aún se está debatiendo cuál será el próximo paso", indicó Cheney.

EEUU está "profundamente preocupado"

Estados Unidos, añadió, "está profundamente preocupado" por las actividades de Irán, "la vemos como una nación que ha sido algo agresiva en Oriente Medio, y un promotor de Hizbulá".

Por su parte, la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, respondió hoy al presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, que ese país necesita "un botón para detener" su programa nuclear y que está dispuesta a reunirse con su colega iraní si Teherán suspende sus actividades atómicas.

La respuesta directa de Rice llega después de que Ahmadineyad reiterara hoy que su país no abandonará su programa atómico, al afirmar que "el tren del desarrollo nuclear no tiene freno ni marcha atrás".