Implante de mama
Los implantes de mama, la operación más demandada por el público mayoritario: las mujeres. ARCHIVO

Los españoles gastan 800 millones de euros al año en intervenciones de cirugía estética.

Amas de casa, funcionarios, personal doméstico... acuden a las consultas que antes frecuentaban profesionales del espectáculo o con una imagen pública.

Amas de casa, funcionarios, personal doméstico... acuden a las consultas que antes frecuentaban profesionales del espectáculo

Los expertos llaman la atención sobre la frivolización de estas operaciones, no exentas de riesgo.

España es el primer país europeo en intervenciones de cirugía estética, con unas 400.000 en el último año -y un gasto medio de 2.000 euros-, y la cifra aumenta entre un 8 y un 10% anual, dijo Antonio Porcuna, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), que aglutina a 800 profesionales.

La cirugía estética se ha introducido en la vida de los españoles como un gasto más dentro del presupuesto familiar, y de hecho se ha incluido en el IPC como artículo de consumo para calcular la inflación.

La razón principal de encabezar el 'ranking' europeo no es tanto el nivel de vida de los españoles, que recurren incluso a la financiación, sino que "tenemos muchas playas, mucho sol y somos muy mediterráneos", según el presidente de SECPRE.

De hecho hay "picos" ante la llegada de la primavera y el buen tiempo, en los que suben las intervenciones de aumento o reducción mamaria, cirugía abdominal y liposucciones, mientras que la actividad se reduce "cuando llegan los gastos de la Visa, después de Navidades y las vacaciones de verano".

Los hombres son el 20% de los pacientes, que piden cirugía de los párpados, abdominal y liposucciones.

El catálogo para el otro 80%, las mujeres, es más amplio, aunque lo más demandado es el aumento de pecho.

La segunda más solicitada es la liposucción, y una de las de mayor riesgo, por la movilización de grasas.

A los adolescentes les gusta la cirugía

Los menores son cada vez más mayores y las quinceañeras quieren llevar implantes mamarios

En cuanto al interés creciente entre los adolescentes, el cirujano asegura que "los menores son cada vez más mayores y las quinceañeras quieren llevar implantes mamarios, operarse de la nariz..., pero no hacemos intervenciones salvo contadas excepciones como suelen ser las 'orejas de soplillo', que pueden crear un trauma a los pequeños".

"Las rinoplastias -afirma- no se deben realizar antes de los 17 años, porque el esqueleto nasal no ha terminado su desarrollo, pero parece que se ha puesto de moda en algunas familias algo tan ordinario como: te voy a regalar una cirugía si apruebas las Matemáticas, lo cual nos horroriza".

Abonados al culto al cuerpo

Hay también pacientes que se "aficionan" a esto.

"No es lo normal. Revela una insatisfacción personal con la sociedad o incluso en la vida de pareja. Hay quien se obsesiona, pero el cirujano debe darse cuenta y parar".

"Hay que ser un poco psicólogos para ver cuándo un paciente es o no realista y cuando hay que decirle que no se opere", continúa.

Encuesta

¿Recurrirías a la cirugía estética para mejorar tu imagen?

Sí, lo importante es sentirte bien con tu cuerpo.
41,76 % (537 votos)
No, mejor sin implantes.
45,41 % (584 votos)
No sé.
12,83 % (165 votos)