Juan Rosell
El presidente de la CEOE, Juan Rosell. Gustavo Cuevas / EFE

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha señalado este martes que una hipotética independencia de Cataluña se saldaría son "un destrozo importante de las relaciones humanas en España y en Cataluña" pero también afectaría gravemente al tema económico.

La mayoría de los catalanes ni se quieren ir, ni nos queremos ir"La mayoría de los catalanes ni se quieren ir, ni nos queremos ir", ha dicho el presidente de la patronal en un acto informativo organizado por el Club de Exportadores e Inversores, al tiempo que ha hecho hincapié en que la "clave para el tema catalán es Europa" y él no ve la independencia de Cataluña "por ninguna parte".

Rosell ha incidido en que todo es "mejor juntos que separados" y ha culpado a los representantes políticos catalanes de no saber explicar en el resto de España, no sólo en Madrid, "lo que está pasando en Cataluña" y cuáles son las intenciones de la Generalitat.

El presidente de la patronal ha abogado por "abrir el debate e informar, decir cuáles son las ventajas y cuáles los inconvenientes" y ha puesto el ejemplo de Escocia e Inglaterra donde se están poniendo sobre la mesa argumentaciones económicas que no políticas, "estas últimas las ponen los ciudadanos", ha dicho.

Hay un mensaje en Cataluña que no se explica bien en Madrid y vice versa"Hay un mensaje en Cataluña que no se explica bien en Madrid y un mensaje en Madrid que no se explica en Cataluña", ha insistido.

También ha lamentado que "lo que se ponga en boca de muchos" sean las actitudes extremas de quienes "se pasan de la raya y chillan y gritan más" pero, en ningún caso, se trata de la opinión de la ciudadanía. Pero "todavía estamos a tiempo", es el momento del diálogo y de las "microsoluciones", ha opinado.

El presidente de la patronal ha admitido que las opiniones han ido cambiando en los últimos tiempos, "la desafección existe" y ha ganado el sentimiento de independencia y eso "lo dicen los números y las empresas y es muy grave".

Además, ha comentado que en ese debate los empresarios catalanes opinan "lo mismo que la sociedad catalana, que los catedráticos, los periodistas, los doctores o los jugadores de fútbol".

El aviso de los directivos extranjeros

Unos sesenta directivos y empresarios residentes en Cataluña, la mayoría de ellos alemanes, han alertado de las "nefastas consecuencias" que tendría para la economía de Cataluña su independencia de España, ya que se quedaría fuera de la UE y es "dudoso" que pudiera mantener el euro como moneda.

El nacionalismo ha traído sufrimientos inconmensurables sobre EuropaEl documento, titulado Declaración de Barcelona, alerta también "de los peligros de un fervor nacionalista, que en el último siglo ha traído sufrimientos inconmensurables sobre Europa y que tampoco traerá nada bueno para Cataluña", dice.

Entre los firmantes, que han creado una plataforma llamada "Catalunya sense Europa, no", está el consejero delegado de Basf España y máximo responsable de la actividad de esta empresa química en el sur de Europa, Erwin Rauhe, si bien ha avalado el documento a título particular.

El expresidente del Círculo de Directivos de Habla Alemana Albert Peters, que ha presentado el documento, ha asegurado que Croacia se independizó a principios de los 90 y ha tardado más de una década en entrar en la UE, y ha advertido de que a Cataluña le podría pasar lo mismo.

Hace unos días, el presidente del Círculo de Directivos de Habla Alemana (KDF), Andrés Gómez, aseguró a Efe que la "incertidumbre" que genera el debate soberanista catalán "preocupa" al Gobierno alemán y comporta incluso la paralización de inversiones empresariales en Cataluña.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.