El Gobierno de Prodi se someterá a una moción de censura en el Parlamento

  • El Presidente Napolitano opta por el voto de confianza y no por la formación de un nuevo Gobierno.
  • La coalición de centroizquierda dice que cuenta con los votos necesarios para sacar adelante la propuesta.
  • Las fuerzas políticas llevaban dos días de consultas después de la dimisión de Prodi.
El presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, decidió enviar al Ejecutivo de Romano Prodi a que se someta a un voto de confianza en el Parlamento, tras la dimisión presentada el pasado miércoles.

Napolitano rechazó la dimisión de Prodi y envió a su Ejecutivo a que se someta a un voto de confianza en las Cámaras para verificar si tiene la mayoría.

El jefe del Estado afirmó que después de dos días de consultas con todas las fuerzas políticas representadas en el Parlamento, "no había otra alternativa" que el envío "en tiempo muy breve" del Gobierno de Prodi al voto de confianza al Parlamento, "para verificar si cuenta con la mayoría, sobre todo en el Senado.

Napolitano explicó que las consultas "han confirmado la complejidad" que se creó con una dimisión del Ejecutivo debido "no a una obligación institucional sino por claridad política".

Prodi presentó la dimisión el pasado miércoles después de perder, por dos votos, una votación en el Senado sobre la política exterior del Gobierno.

Poca cohesión

El presidente de la República afirmó que los miembros de la coalición de centroizquierda en el poder "han reconocido la insuficiente cohesión entre ellos, así como la escasa mayoría que tienen en el Senado" pero que durante estas consultas "han expresado la convicción de que pueden garantizar la unidad y eficacia de Gobierno en el futuro".

Napolitano dijo que rechazó la hipótesis de formar un Gobierno de "amplia mayoría" porque "no resultó suficientemente compartida" por las fuerzas políticas.

También consideró que no se dan las condiciones para convocar elecciones anticipadas, ya que existe la unánime opinión entre los partidos de "que es necesaria la reforma del sistema electoral vigente", basado en un sistema proporcional.

"Si se piensa en los delicados compromisos internacionales y europeos a los que se enfrenta el país, así como en la necesidad de una recuperación de la economía, se espera que el país sea gobernado con estabilidad en el futuro", agregó Napolitano.

Al salir de su reunión con Napolitano, Prodi, afirmó que la votación de la confianza en las Cámaras se realizará "lo más rápido posible" y garantizó un Ejecutivo con un "impulso renovado" y con "cohesión" para "ayudar al país en este difícil momento y a empujar la recuperación económica".

Baile de números

Tras la decisión de Napolitano, comenzó el baile de números sobre los senadores que podrán apoyar a Prodi para que supere el voto de confianza en la cámara Alta.

Las últimas cuentas dan 162 votos -158 son los necesarios- a la coalición de centro izquierda, formada por 16 partidos que agrupan desde los democristianos a los comunistas.

En estos 162 votos, se contarían los 156 senadores pertenecientes a la coalición de centroizquierda, más el último "fichaje" del ex líder del UDC y presidente ahora del partido Italia del Medio, Marco Follini.

A ellos habría que sumar los votos de los cuatro senadores vitalicios que han declarado su apoyo incondicional a Prodi, Oscar Luigi Scalfaro, Carlo Azeglio Ciampi, Rita Levi Montalcini y Emilio Colombo, y la incógnita del senador elegido con los votos en el extranjero, que representa el partido "Italianos en el Mundo", Luigi Pallaro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento