Los diputados del PP han cerrado filas en torno al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y han rechazado la proposición no de ley del PSOE que pedía la retirada "inmediata" de la reforma de la ley del aborto y no continuar con su tramitación.

La iniciativa, cuya votación ha sido secreta a petición de los socialistas y se ha realizado en una urna, ha recibido 183 votos en contra, 151 a favor y 6 abstenciones. Han votado 340 de los 350 diputados. Esto significa que los miembros del PP han respetado en su mayoría la disciplina de voto, pese a que en las últimas semanas se había conocido que alguno no estaba muy de acuerdo con la norma. Por ejemplo, la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, se había desmarcado de la reforma, pero dijo que votar con el PSOE sería de "traidores". Las seis abstenciones podrían ser de diputados del PP, Unió, UPN y Foro Asturias.

Algún diputado del grupo popular podría haber roto la disciplina de voto, ya que en una votación previa votaron 178 parlamentarios del PP que, sumados a los seis apoyos anunciados por Unió y el voto de UPN, resultarían 185 frente a los 183 obtenidos.

Ruiz-Gallardón ha afirmado que, aunque hay que respetar siempre la voz de las minorías, hay que acatar la voluntad de la mayoría. Gallardón ha hecho estas afirmaciones en el pasillo de la Cámara baja: "Entiendo el resultado como expresión de la voluntad popular, creo que la soberanía nacional, como todo el mundo sabe, reside en el pueblo español y está representado en esta Cámara". Gallardón ha insistido en que hay que respetar "siempre" la voz y la opinión de las minorías, pero, no obstante, ha asegurado que "lo que hay que hacer es acatar la voluntad de la mayoría" y los representantes de todos los ciudadanos españoles "hoy han rechazado no debatir la ley del aborto".

La encargada de defender la iniciativa será la 'número dos' del PSOE, Elena ValencianoEl PSOE registró el pasado jueves esta petición en la Cámara Baja para que la votación de su proposición no de ley. La encargada de defender la iniciativa ha sido la 'número dos' del PSOE, Elena Valenciano.

Según el Reglamento de la Cámara Baja, la votación puede ser secreta si así lo piden dos grupos parlamentarios, o bien una quinta parte de los diputados, es decir, 70 diputados del total de 350, que es la vía por la que ha optado el Grupo Socialista.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, recordó esta semana su intención de pedir la votación secreta para esta proposición no de ley de cara a recabar el apoyo de los críticos del PP con la nueva regulación. "Incluso en el PP hay mucha gente que lo desea y lo celebrarían muchos militantes si saliera una votación a favor para que se suprima el anteproyecto", señaló la portavoz socialista.

"El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a retirar inmediatamente y no continuar la tramitación del anteproyecto de Ley Orgánica por el que pretende revisar la legislación vigente en España sobre salud sexual y reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo", rezaba el texto que ha sido sometido a votación.

El apoyo de Unió

Antes de la votación, el portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, anunció que los diputados de Unió votarían junto al PP. "No sabemos qué quiere decir exactamente la retirada de un anteproyecto, primero se ha de conocer", aseguró Sánchez Llibre en declaraciones a los periodistas en el Congreso antes de participar en la Junta de Portavoces.

Ha aclarado que dentro de su partido hay dos posiciones claramente diferenciadasAclaró que dentro de su partido hay dos posiciones claramente diferenciadas y que Unió rechazó la ley del plazos impulsada por el anterior Gobierno del PSOE. "Planteamos una enmienda a la totalidad a la ley del señor Zapatero, al mismo tiempo que planteamos un veto de los diputados de Unió en el Senado", añadió. En cuanto a la posición de Convergencia, aseguró que son sus diputados quienes debían explicarla.

En el PNV, su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, recordó que su grupo votaría a favor de la propuesta del PSOE. "Estamos absolutamente en contra de la propuesta del Gobierno", ha dicho Esteban.

UPyD también votó a favor de la proposición y apoyará todas las iniciativas parlamentarias que vayan en esta dirección, según ha dejado claro la portavoz del grupo, Rosa Díez. Por su parte, el portavoz de ERC, Alfred Bosch, ha opinado que la votación secreta era un "buen barómetro de la presión interna dentro del PP".

Fabra instaba a sus compañeros a votar "en conciencia"

El presidente del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV) y president de la Generalitat, Alberto Fabra, instó por la mañana a sus compañeros de partido a votar en conciencia.

Tenemos que responder a las necesidades de ciudadanos En declaraciones a la Cadena Ser y preguntado por si aconsejaría a sus compañeros del grupo popular en el Congreso votar en conciencia aunque fuera en contra de lo que le pide su partido o seguir lo que exige el PP en esta votación secreta, Fabra aseveró: "Que voten en conciencia, siempre. Yo votaría en conciencia".

El jefe del Ejecutivo valenciano aseguró desconocer si se produciría una sorpresa en esta votación y si la Ley del Aborto o la de Seguridad les alejan del centro y aseguró que los ciudadanos les votaron "para sacar al país de la crisis". "Tenemos que responder a las necesidades de ciudadanos y creo que si en su día nos votaron no fue por el tema del aborto y si tenía que haber una modificación. Nos votaron para que sacáramos a este país de la crisis", dijo.