El Govern recurre el auto del TSJC sobre la enseñanza en castellano por inconstitucional

  • La Generalitat considera que el TSJC se excedió en sus funciones al fijar en el 25% el horario lectivo en lengua castellana.
  • Los padres de las cinco escuelas afectadas alertan del conflicto que genera el auto entre las familias.
  • Denuncian la difusión de los nombres de los menores implicados por parte del Tribunal Superior de Justicia.
Irene Rigau, consellera de Enseñanza.
Irene Rigau, consellera de Enseñanza.
ARCHIVO

El gobierno catalán ha presentado este viernes un recurso contra el auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que cifró en el 25 % el horario lectivo en lengua castellana para cinco casos particulares, por considerar que "vulnera la Constitución" y que el tribunal catalán se excedió en sus funciones.

En el recurso se argumenta que el auto del TSJC vulnera la Constitución, ya que se considera que el tribunal catalán "incurre en un exceso en el ejercicio de su jurisdicción porque no puede determinar el contenido discrecional de los actos administrativos", en referencia a la presencia del castellano como lengua vehicular en un 25 %.

Además, también contraviene la jurisprudencia del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional que "han considerado que es la Generalitat el organismo competente para determinar el uso de las lenguas en la enseñanza", según Ensenyament.

Otro de los argumentos que se indican en el recurso es la vulneración del Estatut de Autonomía y de la Ley de Educación de Cataluña (LEC), "ya que los autos (del TSJC) obligarían a crear grupos dentro de los centros con diferentes regímenes lingüísticos".

Difusión de los nombres de los menores

Convivencia Cívica Catalana ha denunciado este viernes ante la Fiscalía de menores la difusión por parte del servicio de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de los nombres de los niños para los que esta entidad solicitó enseñanza bilingüe, porque —consideran— es una intromisión ilegítima en su intimidad.

En un comunicado, Convivencia Cívica lamenta "la imprudencia del gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña" (TSJC) al distribuir a los medios de comunicación una copia íntegra de los últimos autos de este tribunal, con nombres de los menores incluidos, sobre su derecho a recibir enseñanza bilingüe en catalán y también en castellano.

En la denuncia, se pide la intervención del Fiscal para exigir las responsabilidades que considere adecuadas así como la prohibición de la presencia de las cámaras de televisión y de la prensa en la puerta de los colegios a los que acuden estos menores.

Alerta de conflictos entre familias

La Confederación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Cataluña (CCAPAC), que agrupa a cuatro de las cinco escuelas afectadas por el auto del TSJC, ha alertado hoy que se pueden producir conflictos entre las familias.

En un comunicado, la CCAPAC se ha mostrado "alarmada por las consecuencias que se pueden derivar de la aplicación" de los autos del TSJC que imponen a estas cuatro escuelas impartir el 25 % de clases en castellano a petición "de una sola familia".

La CCAPAC asegura que "respeta las opiniones y opciones de todas las familias, pero no entiende que el criterio o la opción de una de ellas deba prevalecer e imponerse al de todas las otras familias de los 24 o más compañeros de aula del alumno cuya familia ha reclamado".

La entidad también ha recordado que la organización educativa y el uso de las lenguas en la enseñanza "forman parte del Proyecto Educativo de Centro, que es un documento aprobado por el Consejo Escolar, órgano donde están representados los padres y madres".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento