Decenas de mujeres intentan inscribir su cuerpo en el Registro de la Propiedad

  • La artista y activista Yolanda Domínguez ha movilizado seis ciudades con cuarenta mujeres en cada una de ellas para denunciar los conflictos de género.
  • "El cuerpo de la mujer siempre ha pertenecido a todos menos a nosotras", asegura, feliz porque ha tenido una acogida "fantástica".
  • Madrid, Bilbao, Barcelona, Sevilla, Pamplona y Pontevedra han sido las seis provincias que se han sumado a esta iniciativa.
  • La idea surge a raíz del anteproyecto de ley del aborto planteado por el ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón.
  • Consulta el formulario de inscripción en PDF. | EN IMÁGENES.
Formulario rellenado por una mujer para inscribir su cuerpo en el Registro de la Propiedad.
Formulario rellenado por una mujer para inscribir su cuerpo en el Registro de la Propiedad.
Augusto Metztli.

Decenas de mujeres intentaron registrar sus cuerpos en el Registro Mercantil de Bienes Muebles para denunciar los conflictos de género y el anteproyecto de ley del aborto de Alberto Ruiz-Gallardón. Esta acción, promovida por la artista y activista Yolanda Domínguez, busca concienciar del problema de tratar a las mujeres como objetos.

La solicitud con la que se presentaron ante el registro pedía la "reconquista" del cuerpo. "Es un territorio de necesaria reconquista por parte de las mujeres. Un cuerpo moldeado por otros y para otros, convertido en objeto, usado como mercancía, agredido, manipulado y sometido a estereotipos imposibles", añadía.

"Normalmente realizo acciones urbanas, pero esta ha sido la más ambiciosa", explica la activista a 20minutos. "Intento que se vean estos conflictos de género. Realmente el cuerpo de la mujer siempre ha pertenecido a todos menos a nosotras. Siempre se nos ha dicho todo sobre la edad, la actitud... incluso se ha comercializado con nuestros cuerpos. La publicidad nos trata como objetos, y lo de Gallardón es algo que se suma más a lo que ya existía".

Esta iniciativa ha tenido una acogida "fantástica". Yolanda cuenta cómo en Madrid, por ejemplo, el propio registrador está dispuesto a reunirse con ellas y ver cómo pueden llevar a cabo esta acción de forma satisfactoria. Mientras en Bilbao una de las trabajadoras se unió a ellas rellenando la ficha donde también figuraban dibujos y descripciones.

"Necesitamos que figure en algún sitio"

May Serrano, organizadora de la acción en el País Vasco, explica emocionada cómo 47 mujeres de todas las edades y de distintas localidades se reunieron en el registro ante la sorpresa de los trabajadores e incluso de ellas mismas, por la "dificultad de que era un miércoles a las diez de la mañana". Aunque en realidad solo pudieron hacer la petición dos de ellas, a las que atendieron "muy bien".

"Hicimos la cola normal, como todo el mundo, y cuando nos tocó, la primera mujer que entregó la hoja dijo que venía a registrar la propiedad de su cuerpo". May fue la segunda en intentarlo, pero les insistieron en que ahí solo se registraban bienes muebles. "Entonces le insistí en la necesidad que tenemos de que figure en algún sitio que somos propietarias de nuestro cuerpo, porque lo están utilizando otras personas". Al final, el registrador accedió a recoger sus peticiones y ponerles una copia, instándoles a volver más tarde. Cuando lo hicieron, tenían una "nota por escrito" de que era imposible.

En total, lo han realizado 40 mujeres por cada una de las seis provincias de la acción: Madrid, Bilbao, Barcelona, Sevilla, Pamplona y Pontevedra. En las peticiones se podían mensajes en los que se pedía registrar, por ejemplo, "mi cuerpo en toda su extensión, con sus órganos externos e internos lo cuál incluye el cerebro y el aparato reproductor" o "MI CUERPO. De pies a cabeza. MÍO ENTERO. Con catéter de insulina incluido".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento