Uno de los bomberos detenidos por la Policía es un miembro reconocido de los Ultras-Sur

  • También pertenece a una banda neonazi y tiene varias denuncias por agresiones.
  • Los sindicatos policiales justifican las tres detenciones de bomberos producidas este último mes en Madrid.
  • Otro de los arrestados amenazó a la Policía y a la delegada del Gobierno.
El estadio Santiago Bernabéu.
El estadio Santiago Bernabéu.
JORGE PARIS

Uno de los bomberos del Ayuntamiento de Madrid detenido durante estos últimos días por la Policía Nacional (arrestos que han provocado un enconado conflicto entre ambos cuerpos), es miembro de los Ultras-Sur y de otros grupos de corte neonazi y está acusado de apuñalar a una mujer en un bar.

El suceso se produjo a mediados de enero, en un establecimiento cercano al Vicente Calderón. Ocurrió cuando varias personas armadas con bates de béisbol entraron en el bar e hirieron a diversos hinchas colchoneros.

Según fuentes del cuerpo, este ultra es un viejo conocido de los agentes, no solo por su pertenencia al ala más radical de la organización y a la banda de skinheads Outlaw, sino por sus numerosos antecedentes policiales y denuncias por agresiones. La Policía también cree que esta persona era uno de los agresores que el pasado 9 de noviembre entraron en un bar madridista para atacar a una facción contraria de los Ultras-Sur.

Los primeros en informar sobre este bombero fueron los sindicatos Unión Federal de la Policía, Sindicato Unificado de Policía, Sindicato Profesional de Policía y Confederación Española de Policía, cuando el pasado 31 de enero firmaron un comunicado para aclarar que no existe persecución policial contra los bomberos. El mismo día de la carta, CC OO y UGT habían convocado una rueda de prensa en la que denunciaron la "persecución" y la "represión" sufrida por los miembros del Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid a manos de la Policía Nacional.

Los bomberos justificaron esta persecución en la negativa de los miembros del Cuerpo a plegarse "a los intereses políticos", e hicieron referencias a las negativas de muchos bomberos a participar en órdenes de desahucio o en desórdenes públicos, ya que "no se trata de su competencia".

Otras dos detenciones en enero

En el mencionado documento, los sindicatos policiales también defienden la actuación de sus compañeros en la detención de otro bombero del Ayuntamiento de Madrid el pasado 16 de enero después de que, presuntamente, le propinara un cabezazo a un antidisturbios.

La versión de los bomberos sobre esta última detención es, sin embargo, muy distinta. Según sus compañeros, el arrestado, junto con su dotación, estaba apagando un contenedor que ardía tras una protesta en apoyo a Gamonal cuando la policía solicitó que retiraran el vehículo, tras lo que el bombero pidió un poco más de tiempo para poder apagar el contenedor.

Instantes después se produjo un empujón por parte de la policía y una respuesta por parte del bombero que acercó el casco reglamentario al del policía, motivo por el cual fue detenido y estuvo más de 24 horas en las dependencias policiales.

La Policía también ha señalado que hay otro bombero imputado en las mismas fechas por amenazar a la Policía y a la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, a través de una red social.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento