La pelea 'por la pasta' entre los candidatos demócratas ya ha empezado

  • David Geffen, uno de los grandes magnates de los medios de comunicación, ha mostrado su apoyo moral y económico al candidato Obama.
  • Geffen califica a Hillary Clinton de "polarizante" y "ambiciosa" y ésta pide a Obama que prescinda de su dinero.
  • Obama cuenta en su campaña con el apoyo de los grandes magnates de la industria cinematográfica.
Barack Obama y Hillary Clinton, candidatos Demócratas a la Presidencia.
Barack Obama y Hillary Clinton, candidatos Demócratas a la Presidencia.

Tras el paseo triunfal del aspirante a la candidatura presidencial demócrata, Barack Obama, por Hollywod, donde logró recaudar más de un millón de euros, la irritación de la también aspirante demócrata Hillary Clinton no se ha hecho esperar.

Sólo Dios sabe si hay alguien en el mundo más ambicioso que Hillary

Aunque ya es tradición que los magnates del cine tengan preferencia por los demócratas antes que por los republicanos, Hillary nunca pensó que el dinero de la industria cinematográfica, tan importante para la opinión pública, iba a ir a parar a los bolsillos de su contrincante.

Uno de los personajes más poderosos del mundo de la comunicación, David Geffen, no tuvo ningún reparo en mostrar públicamente su apoyo a Obama, e incluso calificó a la senadora demócrata por Nueva York de "polarizante" y "ambiciosa", según recoge Maureen Dowd en su columna de The New York Times. "Sólo Dios sabe si hay alguien en el mundo más ambicioso que Hillary" aseguró el magnate Geffen.

Según recoge la columnista, David Geffen, a pesar de que llegó a donar 18 millones de dólares para una campaña del marido de Hillary, piensa de él que es "un tipo imprudente porque dio a sus enemigos mucho material para que pudieran herirle y al mismo tiempo distraer al país".

"Si Obama es realmente sincero sobre su deseo de cambiar el tono de nuestra política, debería denunciar estas declaraciones", ha pedido Hillary, además de invitarle a que prescinda del dinero donado por Geffen, del que afirma ser el principal donante de la campaña de Obama.

La contrarréplica ha llegado y el magnate de los medios ha asegurado que él no es el director financiero de ninguna campaña, pero que piensa ofrecer su más fuerte apoyo personal a su campaña. Con respecto a sus críticas recogidas hoy por The New York Times, Geffen aseguró que reflejan sus creencias personales.

Obama, Rey de Hollywood

El responsable de la Comisión Electoral Federal, Michael Toner, ha dicho que la campaña presidencial de 2008 es la más larga y cara en la historia de Estados Unidos. “Vamos hacia una campaña de más de 1.000 millones de dólares”.

Será por eso por lo que a más de un año para el día de las elecciones, los grandes candidatos ya han empezado a hacer todo lo que está en su mano para ir llenando sus arcas. Este capítulo de enfrentamientos por el dinero es sólo el primero que nos deja esta carrera por llenarse los bolsillos y conseguir el favor del público.

El 'pique' de la Clinton está justificado. Su rival por la Presidencia no sólo le ha 'robado' al mecenas Geffen, sino que se ha llevado de calle a las estrellas de Hollywood, que además de popularidad andan bien de de calderilla...

George Clooney, Barbara Streisand, Steven Spielberg o Jennifer Aniston han mostrado su apoyo al candidato Demócrata. Obama, con poco más que mostrar su sonrisa por California, logró embolsar para su causa 1,3 millones de dólares (alrededor de un millón de euros): la entrada a la fiesta privada que dio en el Beverly Milton costaba 1.750 euros por cabeza.

Pagar esa entrada era sin duda un gesto de apoyo a Obama frente a Clinton en la multimillonaria carrera de fondo hacia la Casa Blanca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento