Protesta por el ERE en Coca-Cola
Protesta de la plantilla de la fábrica de Coca-Cola en Alicante por el ERE. EFE

La dirección del Grupo Socialista ha asegurado que no ha dado ninguna instrucción a sus diputados para no consumir Coca-Cola mientras se mantenga la amenaza de despidos en la multinacional y ha subrayado que el anuncio lanzado en ese sentido por su portavoz de Fomento, Rafael Simancas, es un mensaje "a título personal".

Tras participar en una reunión con representantes de los trabajadores de Coca-Cola a raíz del ERE anunciado en la filial española, que supone el cierre de cuatro fábricas, el socialista Rafael Simancas ha asegurado que los diputados del PSOE no consumirán este hasta que no se garantice el mantenimiento de los 1.250 puestos de trabajo amenazados.

"Diputados socialistas no consumiremos Coca-Cola hasta que no se garanticen sus empleos", ha escrito Simancas en la red social Twitter, utilizando las etiquetas "CocaColaenlucha" y "CocaCola0despidos".

Desde la dirección parlamentaria del PSOE han precisado que el mensaje de Simancas, que ha reculado en un 'tuit' posterior, se enmarca en la esfera de lo personal porque el Grupo Socialista no ha tomado ninguna decisión en ese sentido.

A lo que se han comprometidos los socialistas con los sindicatos de Coca-Cola Iberian Partners es a "presionar" al Gobierno para que evite esta medida, que consideran injustificada ya que la empresa aún tiene beneficios, y también mediará con la dirección de Coca-Cola para intentar reconducir la situación y lograr la retirada del expediente y la negociación social. Además, han anunciado que apoyarán en la calle a los trabajadores en la manifestación que han convocado para el próximo 15 de febrero.